BAQUIA

Las empresas de marketing también quieren acabar con el spam

La relación entre las compañías dedicadas al marketing online y los correos electrónicos no solicitados (spam) siempre ha sido contradictoria. Por un lado se benefician del enorme alcance y bajo precio de esta forma de llegar a los clientes, pero por otro saben el daño que les hace la proliferación de empresas sin escrúpulos que bombardean a los internautas.

Por eso, en Estados Unidos, la Direct Marketing Association (DMA) se ha opuesto sistemáticamente a la mayoría de las iniciativas legislativas encaminadas a erradicar es spam, pues podrían llevarse por delante su negocio. Pero ahora parece haberse dado cuenta de que tal es la cantidad de basura que inunda los correos que más les vale ponerse del lado de los usuarios y tratar alejar lo más posible su actividad del odiado spam.

\”Incluso los mensajes legítimos pasan desapercibidos por culpa de los esquemas \’hágase rico\’, los mensajes en cadena, la pornografía y todo eso\”, dice Jerry Cerasale, vicepresidente para asuntos gubernamentales de la DMA.

Este cambio de opinión de la DMA, que cuenta con 4.700 miembros, derriba el último obstáculo para que salga adelante una legislación federal, única forma eficaz de combatir el spam (las numerosas leyes estatales se muestran inútiles). \”Necesitamos perentoriamente la legislación\”, asegura Cerasale, \”tenemos que trabajar para conseguir el suficiente apoyo para que se apruebe\”.

Entre los muchos motivos de la DMA para virar de política, se encuentra un informe presentado en la su Conferencia Anual, celebrada del 20 al 23 de octubre. En él se asegura que las direcciones de correo electrónico varían a una tasa del 32% anual (el 32% de los usuarios cambian de email cada año), debido a que cambian de ISP, de trabajo… y por culpa del spam. Como consecuencia de ello se produce la pérdida de relación comercial con muchos clientes.

Verizon llega a un acuerdo con el spammer

A pesar del vacío legal, algunas veces las denuncias sirvan para algo. En marzo de 2001 Verizon demandó a Alan Ralsky, considerado uno de los spammers más recalcitrantes de EEUU, después de que sus clientes fueran inundados con millones de mensajes no solicitados. Un año y medio después, la compañía de telecomunicaciones ha llegado a un acuerdo, cuyos detalles no se han revelado, mediante el cual sus 1,64 millones de clientes de 40 estados se libren de los mensajes de Ralsky.

  • Spam: enough is enough, en Silicom.com


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios