Las empresas pagan un 15% extra en telefonía móvil por errores de facturación

Escoger un buen plan de consumo no es suficiente para ahorrar en telefonía móvil. Según un estudio elaborado por doctorSIM, las compañías españolas llegan a pagar entre un 10% y un 15% extra a causa de los errores cometidos por las operadoras en el cálculo de la facturación mensual.

Este escenario no es algo aislado, puesto que afecta al 80% de las empresas analizadas. Sin embargo, sólo un 2% se percata del sobreprecio cargado en sus facturas mensuales y reclama la devolución de los cobros indebidos. Este bajo porcentaje se debe a la falta de herramientas eficaces para detectar los errores, a la creciente complejidad en las tarifas y conceptos cobrados cada mes, así como a la dificultad de demostrar con precisión las irregularidades en la factura.

Auque estos fallos afectan a todo tipo de empresas, son las grandes organizaciones las que resultan más afectadas, debido a su mayor volumen de consumo y facturación. Así, una empresa con 100 líneas de móvil puede llegar a pagar 7.000 euros de más al año. En el caso de una gran compañía con 3.000 líneas, la cantidad facturada indebidamente puede alcanzar los 225.000 euros.

El estudio recoge las irregularidades e incorrecciones más frecuentes en las facturas, entre las que destacan:

  • Errores en las tarifas pactadas.
  • Redondeos al alza, tanto en los minutos (15 segundos se pueden convertir en 1 minuto) como en las tarifas (por ejemplo, una tarifa de 0,135 €/min se cobra a 0,14 €/min).
  • Registros duplicados: la misma llamada aparece en la factura dos y hasta tres veces.
  • Omisión de registros: la empresa no tiene forma de comprobar las llamadas que se han contabilizado, lo que la obliga a fiarse del cálculo realizado por su operadora.
  • Descuentos pactados por contrato con la operadora que o bien son omitidos, o bien se aplican de manera incorrecta.
  • Llamadas internas entre números de la misma empresa que, a pesar de tener una tarificación diferente, no se registran como tal.
  • Ofertas puntuales, como la gratuidad en ciertas cuotas, que sirven de reclamo publicitario, pero que la operadora no llega nunca a aplicar.
  • Cuotas que se siguen cobrando aunque el cliente haya solicitado la baja del servicio o el módulo de ahorro.
  • Condiciones en las tarifas planas que no se cumplen. Las operadoras realizan ofertas muy atractivas con las que disfrutar de llamadas o minutos gratis una vez superado un límite de minutos pactado. En la práctica, sin embargo, ese límite de consumo no suele aplicarse de forma adecuada.

doctorSIM destaca que la dificultad de detectar los errores de facturación se incrementa si la empresa ha de comprobar miles de registros y eventos en su consumo. Esto provoca que las compañías desistan de controlar la correcta facturación en sus líneas de móvil, y den carta blanca a las operadoras para seguir sigan realizando cobros indebidos.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios