BAQUIA

Las familias españolas gastan 170 euros/año en informática, con el software pirata haciendo estragos

El gasto medio en productos informáticos de las familias españolas alcanzó los 170 euros durante el pasado año. Estas cifras sitúan a nuestro país por detrás de Reino Unido (281 euros), Bélgica (266), Alemania (185) y Francia (180), según un estudio paneuropeo realizado por Banco Cetelem, de Grupo BNP Paribas, y que se basa en 7.800 encuestas anónimas y 60 entrevistas a consumidores de 12 países.

El informe revela un crecimiento del 9% en el consumo de informática doméstica en los hogares españoles. Sin embargo, España sigue a la cola de Europa, con una tasa del 43,3%, en materia de penetración de PC para uso doméstico. En total, los españoles gastaron el año pasado 2.205 millones de euros en equipamiento informático y electrónico.

El 30,6% de los hogares de nuestro país disponía de acceso a Internet en 2004, cuatro puntos más que en el ejercicio anterior. De ellos, el 35,5% se conecta a la Red mediante banda ancha. Así, España cerró el pasado año con 14,45 millones de internautas, por detrás de Alemania (45,38 millones), Reino Unido (35,83 millones), Italia (28,61 millones) y Francia (23,22 millones).

Quizás el tirón que está demostrando la demanda de informática entre las familias españolas tengo algo, o bastante que ver, con el hecho de que el coste de los equipos informáticos haya caído un 5,6% en los últimos cuatro meses, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), que además dice que las tecnologías de imagen y sonido también se han abaratado un 4,3% en lo que va de año. Volviendo a la caída acumulada por los precios de los equipos informáticos en el último año, ésta es ya de un 17,6%.

No sabemos si, volviendo al estudio de Banco Cetelem, también se han registrado las compras de material ilegal. Simplemente se habla de adquisiciones de productos informáticos. Pero, en cualquier caso, la verdad es que el software pirata sigue haciendo estragos en España, donde un 43% de los programas que se usan no es legal, lo que provocó el ejercicio pasado unas pérdidas de casi 500 millones de euros. Y el sector no se siente satisfecho con las medidas que se adoptan.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios