Las guerras diplomáticas se trasladan a la consola

Buen cabreo se han cogido los venezolanos a cuenta de un nuevo vídeojuego, Mercenaries 2: World in Flames, de la empresa estadounidense Pandemic Studios y que gira en torno al derrocamiento de un hipotético sátrapa de aquel país.

El juego verá la luz el año que viene, pero su presentación pública ha despertado una gran polémica porque en él se simula una invasión de Venezuela por parte de EEUU.

Pero no acaba aquí el trasvase de las tensiones del mundo real a las consolas. Pronto llegará otro juego en el que EEUU captura a un científico nuclear iraní en Irak, e Irán lo rescata.

Si el juego llega finalmente a las tiendas antes de marzo de 2007 (que con estas cosas tan polémicas nunca se sabe), será una dura respuesta a otras populares producciones estadounidenses, como EEUU ataca Irán o Asalto a Irán, que tratan sobre misiones de fuerzas especiales que intentan destruir las instalaciones nucleares de Irán.

Y aquí en España una empresa se atreve a lanzar un juego sobre nuestra guerra civil, algo que no es de extrañar, habida cuenta de que, al contrario de lo que sería lógico y deseable, cada día se habla más del tema.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios