BAQUIA

Las máquinas también son parte de la empresa

Las grandes empresas gastan mucho dinero en su imagen corporativa. Sin embargo, parece haber una partida que a menudo se les pasa por alto: la atención automatizada a sus usuarios. Y es un aspecto al que deberían prestar no poco esmero, pues quién no se ha pasado interminables minutos colgado al teléfono del servicio de atención de una empresa esperando a notificar una incidencia o a dejar constancia de una reclamación, y cuántos clients no se habrán perdido en estos trances Sería impensable que alguien nos ignorara si hiciéramos la reclamación personalmente en un mostrador; pues de la misma manera, no es de recibo que se ignore a quien reclama a través de un teléfono o un asistente virtual, máxime cuando los costes de hacer bien las cosas son muy asequibles. Más


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios