BAQUIA

Las mujeres reducen la brecha de género

Tradicionalmente, el perfil del usuario medio de Internet se ha asociado con un varón. El tópico, aunque también las estadísticas, demostraban que los hombres se ajustaban más al perfil del early adopter, mostrando mayor y más temprano interés por las novedades tecnológicas.

En España todavía persiste una notable brecha de géneros, pese a que ha ido reduciéndose progresivamente desde el año 1998 y es de esperar que siga menguando hasta que el uso de la Red se equilibre entre todos los grupos sociodemográficos y sea una muestra significativa de la distribución real de la población española. Según los datos de 2004, el 56% de los usuarios de Internet en España eran hombres.

Esa tendencia a la igualdad es la que se ha observado en los Estados Unidos, donde la brecha de género no sólo ha desaparecido, sino que se han invertido las tornas: ahora las mujeres internautas superan en número a los hombres, y no sólo eso, sino que en los próximos años supondrán el grueso de las nuevas incorporaciones de usuarios a la Red, según apuntan las previsiones de eMarketer.

La transición de una Web masculinizada a otra feminizada ha sido mucho más rápida en los Estados Unidos, ya que todavía en una fecha como el año 1997 el porcentaje de internautas varones era del 65% sobre el total, cifra similar a la de España en la misma fecha. En Estados Unidos, el 51% de la población actual son mujeres, por lo que el hecho de que haya un 51,4% de usuarios femeninas demuestra que la población online reproduce de manera más fidedigna a la población real.

¿Y qué hacen las mujeres en Internet?

El mayor uso que dan las mujeres a la Red es el de herramienta de comunicación, a través del correo electrónico y la mensajería instantánea. Otros aspectos destacados de su actividad online son la búsqueda de información médica o los juegos. Curiosamente, tanto la búsqueda de información sobre productos como las propias compras online se mantienen en niveles inferiores a los de los hombres, tal vez porque muchos comerciantes electrónicos todavía no han asumido el reto de afrontar una mayoría de clientela con faldas, lo cual comporta diferentes intereses una vez dentro de la web. No hay que olvidar que las mujeres suelen manejar una parte importante cuando no la totalidad de muchas economías domésticas, por lo que no se puede descuidar la atención hacia este colectivo.

El cambio hacia una mayoría de mujeres online debe acarrear inevitablemente consecuencias también en aspectos como los contenidos, el marketing o la publicidad. Si es usted un hombre, imagine el siguiente supuesto: cuando usted visita, por ejemplo, un supermercado con su amiga, novia o esposa, ¿se dirige su atención hacia los mismos puntos que su compañera? Probablemente no. Al margen de determinados focos de interés común, las preferencias y/o necesidades de uno y otro les conducirán a diferentes secciones y productos. Lo mismo ocurrirá si la visita a un comercio es virtual: los intereses, y por tanto los puntos de atención, difieren entre hombres y mujeres. Ahora bien: ¿cuántas tiendas electrónicas tienen en cuenta esta premisa a la hora de diseñar sus webs?

Un caso significativo

Un estudio elaborado en 2004 en EEUU por Digital Marketing Services evidencia el cambio de tendencia en un sector que tradicionalmente se asociaba a la predominancia masculina, el de los juegos online. Algunas de las sorprendentes conclusiones de este estudio destacan que:

  • A pesar de que los hombres pasan más tiempo conectados que las mujeres (23,2 horas semanales frente a 21,6), la actividad online más frecuente para las mujeres mayores de 40 años son los juegos, a los que dedican 9,1 horas a la semana (o el 41% de su tiempo en la Red), frente a las 6 horas (26%) de los hombres.
  • La principal razón que atrae a este colectivo al juego es la de aliviar el estrés, motivación presente en el 62% de las jugadoras. A los hombres, sin embargo, les atrae más el elemento competitivo y el reto de aumentar sus habilidades.
  • Sobre el tipo de juegos preferido por género, los hombres se muestran más atraídos por arcade, juegos de azar y deportes, mientras que las mujeres se decantan por juegos que desafían a la inteligencia. Ellas también entienden este canal como una importante vía de socialización, ya que el 20% de estas mujeres ha entablado amistad personal con alguien que conoció jugando en la Red.

Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios