BAQUIA

Las noticias online se vuelven viejas pasadas… ¡36 horas!

Una de las características por las que los medios de comunicación digitales le están comiendo cada vez más terreno a los clásicos radica en la rapidez y constante actualización con que gestionan sus contenidos.

Es, sí, algo bastante vertiginoso: un periódico online estándar publica bastantes noticias diarias y cambia su portada también varias veces. El vaivén es constante, y la información que lidera la web en un momento dado puede descender a las páginas interiores en cuestión de minutos.

La pregunta entonces surge sola: ¿Cuál es la vida real, efectiva, válida periodísticamente hablando, de una noticia? ¿Durante cuánto tiempo una información está viva para los lectores antes de que se desplome su número de visitas?

Pues hay un estudio que echa por tierra lo que se acostumbra a responder a las preguntas anteriores (que ese período de tiempo es muy breve y depende del tiempo que dure la noticia en la portada de los sitios).

Se trata de The Dynamics of Information Access on the Web, que asegura que las noticias se vuelven viejas pasadas nada menos que 36 horas (precisa registro). Mucho más, desde luego, de lo que cualquier editor podría esperar. Según el informe, los usuarios no leen noticias de manera continua durante el día, sino que navegan siguiendo una línea de picos y valles, con períodos de mucha inactividad y otros de cliquear sin desmayo.

Pues ya lo saben, queridos colegas: nosotros los periodistas tenemos mucha prisa, pero parece que los internautas no la tienen a la hora de buscar lo que les gusta, lo que les interesa.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios