BAQUIA

Las pérdidas de AOL Time Warner baten récords

Los analistas no preveían unos buenos resultados trimestrales para el coloso mediático estadounidense, pero muchos se han quedado mudos al conocerlos. AOL Time Warner ha tenido unas pérdidas netas de 54.200 millones de dólares, 12,25 dólares por acción. Las mayores que jamás haya tenido una empresa en los Estados Unidos. Ahí es nada.

En el mismo periodo fiscal de hace un año las pérdidas netas rondaron los 1.370 millones de dólares, unos 31 centavos por acción. Que pese a ser también una cantidad de dinero exagerada, parece calderilla comparada con el último trimestre.

Esta asombrosa cantidad refleja la pérdida de valor que la compañía ha experimentado en los últimos meses (un cargo de 54.000 millones, también el mayor que ha existido en la historia económica estadounidense, para ajustar a la realidad los 106.200 millones que se pagaron por la compra de Time Warner), así como la extrema debilidad de la unidad de Internet AOL. En esta fracción, los beneficios EBITDA han caído un 15%, principalmente a causa del descenso en los ingresos por publicidad y comercio electrónico, que ha superado el 30%. Ni el tremendo éxito del El Señor de los Anillos, ni siquiera la magia de Harry Potter, han podido contrarrestarlo.

Además, la empresa liderada por Steve Case ha recortado sus previsiones de futuro por tercera vez desde que se completó la fusión el pasado año. También en esta ocasión la culpa es del inesperado batacazo de la publicidad.

Pero no es tan fiero el león como parece. Los beneficios EBITDA se incrementaron un 3%, alcanzando los 2.050 millones de dólares, mientras que los ingresos crecieron más de un 7% hasta los 9.800 millones. En ambos casos se han superado las previsiones de los analistas que, por ejemplo, esperaban unos ingresos inferiores en unos 360 millones.

Tanto por haber batido las previsiones de los expertos en determinados aspectos, como porque los analistas estaban preparados para lo peor, y teniendo además en cuenta que su valor en bolsa ha sido ya suficientemente castigado (ha caído un 40% en lo que llevamos de año, más de un 70% desde la fusión), lo cierto es que los inversores están dejando bastante tranquilo el precio de su acción, que inclusó ganó 19 centavos tras el anuncio de resultados.

Richard Greenfield, analista de Goldman Sachs, resume el sentir general al reconocer que \”obviamente, ha sido decepcionante\” pero que \”la fuerza de los negocios de Time Warner, así como la importante generación de efectivo\” les conduce a continuar confiando en la compañía.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios