BAQUIA

Las pymes españolas, las más contagiadas

EUROPA PRESS

Las pequeñas y medianas empresas españolas están cada vez más concienciadas acerca de la necesidad de adoptar medidas de seguridad en lo que respecta a ciberamenazas; sin embargo, pese a que son las que más se protegen (un 33% más que la media europea), también son las que más infecciones registraron en el último año.

Estas son las conclusiones del II Barómetro Internacional de Seguridad de las pymes elaborado por una empresa especializada en soluciones de seguridad y para el que se han consultado a 10.470 compañías de diferentes países europeos, latinoamericanos y de Estados Unidos y Canadá, con un tamaño de hasta 1.000 PCs.

Las conclusiones muestran cómo las compañías españolas han mejorado en la adopción de medidas de seguridad en relación al año anterior y se sitúan por encima del resto de cifras (92%), pero, sin embargo, han registrado un mayor número de infecciones en el último año comparado con la media europea y norteamericana (59% frente a 49% y 65%, respectivamente). Este dato sólo se ve superado por la media latinoamericana, que se sitúa en el 65%.

La percepción acerca de la necesidad de protegerse es muy alta prácticamente en todas las regiones y países, aunque una media del 7% de usuarios todavía piensa que no es nada importante, razón que ponderan por encima del precio.

En España, sólo el 4% manifiesta no tener instalado ningún sistema de seguridad, cifra que se sitúa por debajo de las medias regionales, que oscilan entre el 11 y el 13%. El 17% de promedio afirma protegerse con soluciones gratuitas (sólo el 5% usa esta estrategia de seguridad en España).

Aún a pesar de que en España se cuenta con una mayor concienciación y las compañías manifiestan estar protegidas en un ratio mayor, el porcentaje de éstas que confirman haber sufrido infecciones en el último año se sitúa por encima de la media del resto de países (57% en España, frente al 52% de media del resto).

En cuanto a las vías de infección, el correo sigue siendo la vía de entrada de malware más común, junto con la navegación de Internet. Este año, sin embargo, han crecido exponencialmente las infecciones causadas por dispositivos USBs o memorias externas, situándose en una media del 27% de compañías afectadas por esta vía en detrimento de las derivadas del uso de redes P2P, chats o aplicaciones similares.

La pérdida de tiempo y de productividad, así como la interferencia con el PC son las principales consecuencias de haber sido infectados que señalan los usuarios preguntados (el 50% en el caso de España), a la que sigue la pérdida de datos e información.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios