Las redes WiFi perjudican a los árboles

Hace unos meses, un estudio planteó la posibilidad de que las redes móviles estuvieran detrás del colapso de colmenas de abejas en todo el mundo. Después se supo que la responsable de esa hecatombe era la combinación entre un virus y un hongo, pero la posibilidad de que esas redes que ni vemos ni sentimos no sean precisamente inocuas sigue presente.

Un estudio realizado en la Universidad de Wageningen (Holanda) y aparecido en PC World, indica que la radiación producida por las redes Wi-Fi y los campos electromagnéticos creados por los teléfonos móviles y redes LAN inalámbricas resultan perjudiciales para los árboles, causando variaciones significativas en el crecimiento, el sangrado y fisuras en la corteza.

La investigación la encargó hace cinco años la localidad holandesa de Alphen aan den Rijn después de observar anomalías (bultos, decoloración o daños en tejidos) en algunos árboles locales. Durante tres meses, 20 fresnos fueron expuestos a radiaciones de distintas redes. Los ejemplares más cercanos a las fuentes de señales WiFi presentaban un "brillo plomizo" en las hojas, provocado por la muerte de la epidermis superior e inferior de las hojas.

Los más afectados, claro, son los árboles de zonas urbanas. Según los investigadores holandeses, el 70 por ciento de estos árboles muestran los síntomas, algo que sólo sufrían el 10 por ciento hace una década. Los árboles de grandes bosques no parecen haberse visto afectados. En cualquier caso, los expertos señalan que hace falta más investigación sobre el tema.

Es improbable que este descubrimiento influya en el desarrollo de las reds de comunicación, como el llamado "super WiFi", y hay quien se lo toma a broma, pero plantea una consecuencia inesperada, no sólo por los árboles "decorativos" de los entornos urbanos sino por sus consecuencias sobre la agricultura. En el estudio, los expertos descubrieron que las redes WiFi podían llegar a inhibir el crecimienot del maíz.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios