Las startups resucitan el cartucho de videojuegos

beatrobo-pico-cassette.jpg

Hace tiempo que las consolas dejaron de utilizar el cartucho como soporte para cargar el juego. El CD-ROM se encargó de destrozar esta mítica forma de encapsular el código del software lúdico, y más adelante evolucionó al DVD o el Blu-ray. Ahora tan solo nos queda las pequeñas tarjetas de memoria de las máquinas portátiles. Sin embargo, la startup Beatrobo quiere recuperar estas sensaciones con Picocassette, aunque todo en esta vida tiene truco, y este producto no iba a ser menos.

Picocassette es en realidad un adaptador para el puerto minijack que funciona básicamente como DRM. O lo que es lo mismo: validará si podemos usar un título descargado online. Eso sí, el diseño recuerdo a los cartuchos que se utilizaban en las antiguas consolas portátiles, Game Boy, Game Gear, etc.

¿Qué hace Picocassette?

Aprovechando su conexión al puerto minijack, Picocassette emite un pequeño sonido que el juego descargado comprobará. Si es el sonido que esperaba, el juego se ejecutará. Si por el contrario no escucha nada o el adaptador emite otro sonido, el juego no se cargará. Es, como hemos comentado al inicio, un simple sistema antipiratería. Nada más.

Los videojuegos se podrán descargar al terminal por Internet, y por el momento Beatrobo se encuentra en negociaciones con diferentes desarrolladores para utilizar su invento. Además de sistema DRM, Picocassette también funcionará como Memory Card, puesto que puede grabar partidas en su interior, e incluso subirlas a la Nube.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios