BAQUIA

¿Las tarjetas sin contacto ni PIN sustituirán al dinero en efectivo?

Estos últimos días he podido leer en diferentes medios online esta noticia: \”TARJETAS SIN NÚMERO PIN. La \”tarjeta sin contacto\”, enemigo público número uno del dinero en efectivo. Un nuevo sistema de tarjetas de pago que desarrollan, entre otras, Visa y Mastercard, marcará un antes y un después en el uso de las tarjetas frente al dinero en efectivo, aseguró el presidente de Visa en Europa, Peter Ayliffe\”.

Me ha recordado viejos tiempos, cuando trabajando para el Banco Santander mis jefes me \”vendían\” la idea de SET como el futuro. Mi respuesta ahora es la misma que entonces, y tan válida para la intermediación en medios de pago como para las tarjetas de crédito como para la distribución de música, \”Si mi sueldo me lo pagase Visa o Mastercard (o Distribuciones García, o cualquier intermediario), cuyo negocio con Internet deja de tener sentido, estaría buscando formas de mantenerlo (o de cambiarme de negocio mejor), pero el mercado acabará tomando sus propias decisiones\”.

Alguien me dijo entonces, ilustre él, que \”quien era yo (yogurín de Internet) para saber más que Visa y Mastercard\”. Yo le conteste que en la Red no necesitaba intermediarios, que la transacción sólo requería de los elementos de identificación y autenticación precisos y fuertes para validar la transacción entre la cuenta de crédito del banco del comprador y el banco del vendedor. Después de muchas discusiones, al final me dejaron poner en marcha el primer TPV virtual con mi equipo, y la verdad es que funcionó bastante bien… Pero de esto ya hace muchos años, y de SET no se volvió a hablar.

Pero claro, aquí los diferentes intermediarios (banco emisor de la tarjeta, banco del TPV, y las entidades de tarjetas, incluso el patrocinador si lo hay) se llevan muchísimo dinero en comisiones. Es un gran negocio, en general, en manos de los bancos. Este esquema de (elevadas) comisiones es el que ha hecho inviable la tarjeta monedero, o cualquier medio de intermediación para pequeñas cantidades. Si pagamos en efectivo, será por que no queremos pagar comisiones, y si nos va a costar más la comisión que el café, no creo que nadie esté muy por la labor.

Más aún cuando la moda del \”sin comisiones\” está cada día más extendida en el entorno bancario: más tarde o más temprano acabará trasladándose a las tarjetas. Que además conlleva un fuerte concepto de branding: no olvidemos que hay tarjetas de todo, de clubs de fútbol, de ONGs… La banca tarda, pero siempre acaba aceptando lo irremediable y buscando algún ardid financiero para aumentar sus beneficios.

Creo que el DNI digital debería bastar para todo, insisto, siempre y cuando el esquema de comisiones sea \”razonable\” frente a la cantidad pagada. Sea un TPV de cualquier comercio, con un Certificado Digital de la empresa que vende, el DNI del vendedor (para identificar el autor de la transacción, no sólo por seguridad, también por las comisiones, bonus) y el DNI del comprador se realiza la transacción.

El comprador pasa su DNI y su PIN (y si se puede la huella dactilar, mejor que mejor), y en la pantalla le preguntarán en qué cuenta desea cargar su operación. Y ya está, nada más sencillo. De cuenta a cuenta. Dirán: “¿Y la seguridad?”. Si el proceso está bien diseñado, con autenticación y cifrado no sólo en los elementos a intervenir sino en la comunicación de la transacción, es infinitamente mas seguro que las tarjetas de crédito y los TPVs de comercio actuales.

Entiendo que sean muchos los intereses financieros para admitir lo que digo, pero la tecnología existe y funcionaría, y dejaríamos de llevar con nosotros tantas fastidiosas monedas. Nuestra cuenta de resultados, personal y comercial, debería mejorarse… Pero claro, los intermediarios (el operador de telecomunicaciones y de las tarjetas) perderían su papel y sus pingues beneficios. Por tanto, es un problema de regulación, y no tecnológico. La tecnología en sí abarata la operación y aporta seguridad.

Pero no entiendo que la \”tarjeta sin contacto\” y sin PIN sea la panacea, y menos más segura que el DNI y un sistema de pago como les cuento. Antes o después incluso los móviles tendrán lectores de huella dactilar incorporados, que junto con certificados digitales serían un medio seguro y \”sin contacto\” para realizar la operación. Incluso hoy se puede realizar rudimentariamente, con razonable seguridad, pero si la comisión y el mensajito cuestan lo que cuestan, olvidemos el asunto y sigamos con la calderilla, que no todos somos Solbes dejando propinas, y si hay que dejarla prefiero que sea al camarero que a las operadoras o a las entidades bancarias.

¿Quién es en verdad el enemigo público del dinero en efectivo?


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios