BAQUIA

Las tiendas online de vinos resisten la crisis en España

Las tiendas online de vino parecen estar sorteanndo la crisis con cintura. Un estudio realizado por el portal Vinogusto.com muestra que, en general, las tiendas españolas no están sufriendo por la mala coyuntura económica.

La clave está en que el número de ventas está subiendo. No hay datos (ninguna tienda los da), pero casi todas coinciden. Eso cubre el descenso del importe de la cesta de la compra que han sufrido algunas tiendas. En Vinissimus, explica Vicens, han pasado de los 23 euros de media de marzo en 2008 a los 17 euros de este año. El número de botellas por comprador no ha bajado, pero sí el importe de las mismas.

“Es normal, porque el tema del vino no deja de ser ocio, un placer, y hay mucha gente que está dejando de hacer gastos superfluos”, dice Álvaro Cerrada, director comercial de Verema. Este portal tampoco ha notado un “bache exagerado de ventas”, aunque la venta online no es su principal actividad. Sin embargo, asegura que hay “parte de gente que busca un vino más económico”.

Hay excepciones. Lavinia, por ejemplo, ha mantenido se cesta de media, que ronda los 150 euros, aunque donde sí lo han notado es en las áreas profesionales: “las empresas sí han dejado de comprar”, explica Julio Palomino, director de e-commerce de la tienda. En Enopateca, que lleva abierta apenas nueve meses, están vendiendo “más que nunca”, según uno de los dueños, Fernando Angulo.

Para Julio Palomino, la clave de este desafío a la crisis está en las ventajas de la tienda online sobre la física. Palomino destaca la comodidad y facilidad a la hora de comprar. “El vino es un producto incómodo de comprar”, explica.

Miguel Ángel, de Aporvino.com, está de acuerdo: “En lugar de ir al súper, se lo pone en su casa”. Y añade una característica más: con las tiendas online se fideliza al cliente. “Al principio cuesta, pero es cuestión de dar confianza”, asegura.

Además, a través de Internet se puede llegar a clientes extranjeros. El 90% de los ventas de vinos de alta gama en Aporvino.com “se van fuera”, explica Miguel Angel. Enopateca, por su lado, vende al extranjero el 25-30% de sus vinos.

La mayoría de los consultados por Vinogusto.com coinciden en el análisis: en España, la venta online de vinos está por detrás de otros países. Julio Palomino, de Lavinia, matiza: “No es el vino en concreto, es en general el comercio electrónico”. Alvaro Cerrada, de Verema, da una explicación cultural: “Es el carácter español, nos gusta ver y tocar las cosas”.

Sin embargo, hay optimismo, “sobre todo cuando las nuevas generaciones se incorporen”, explica Toni Vicens, de Vinissimus. Es un diagnóstico que comparten todos. Para Julio Palomino, el que jóvenes y comercio electrónico se junten “está asegurado”, aunque cree que habría que “dar algo a los jóvenes” para que se acerquen al mundo del vino. Vicens también es optimista: “Creo que tiene que crecer más, sobre todo con las nuevas generaciones. Los chicos ya están comprando de todo por Internet”.

Álvaro Cerrada destaca que también se está dando un cambio en el “modelo conservador” de las bodegas. “Hace cinco años pocas estaban en Internet”, cuenta, pero ahora esa situación se está invirtiendo gracias a la influencia de enólogos jóvenes y a la llegada de las nuevas generaciones a los mandos de las bodegas.

Por lo que se refiere al perfil del comprador de vino por Internet, es difícil generalizar, pero de los datos que manejan las tiendas online se desprende que “suele ser gente de poder adquisitivo medio-medio alto” y con un nivel de conocimientos de “aficionado, ya sabe algo de vinos”, explica Álvaro Cerrada.

Toni Vicens, de Vinissimus, coincide: “El comprador tiene muy claro lo que quiere, qué marca, qué añadas, viene buscando lo que quiere comprar”. Y añade dos datos más: “Hay más hombres que mujeres y suelen tener de los 40 para arriba”.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios