BAQUIA

Las Vegas, a jugar en Red

Hasta ahora, los principales casinos de Las Vegas, paraíso mundial del juego, le habían hecho ascos a Internet, intentando que el legislador estadounidense promulgara leyes prohibiendo el juego online. Sin embargo, no han tardado mucho en demostrar que son capaces de cambiar de chaqueta con la misma facilidad con la que los jugadores cambian las apuestas del negro al rojo.

Así, los casinos estudian nuevos servicios que permitan a los ciudadanos jugar desde cualquier lugar y crean grupos de presión para oponerse a la formulación de las leyes por las que antes suspiraron -y que, ya aprobadas por el Senado estadounidense, se quedaron a un paso de serlo también por el Congreso. Más difícilmente explicable resulta la actitud de los senadores y congresistas de Nevada, quien ahora se las ven y se las desean para explicar este súbito viraje de sus convicciones políticas.

Los grandes casinos se han dado cuenta de que la prohibición no es técnicamente factible. La mejor defensa, por tanto, en jugar en el mismo terreno y competir con los cientos de casinos online que pueblan la Red. El negocio no es ninguna bagatela. Según un estudio de Bearn Stearns, en 2000 los casinos online (unos 1.400) generaron ingresos por valor de 1.600 millones de dólares, que se espera crezcan hasta los 5.000 millones en 2003. Un total de 4,5 millones de estadounidenses ya han apostado en Red por lo menos una vez. ¿Cómo decirle NO a semejante filón? Después de todo, y puestos a jugar, ¿no tiene mucho más glamour apostar en el Caesar´s Palace online que en el cualquier otro nodo de la Red?

  • En IHT.com

Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios