BAQUIA

Las ventas de móviles caen por primera vez en la historia

De artículo de lujo a elemento de la vida cotidiana, los teléfonos móviles parecen que han alcanzado su cenit, ya que sus ventas han caído por primera vez desde que se empezaron a comercializar. Pero no se puede hablar de que la crisis se cierne sobre esta industria, ya que ese declive significa que no alcanzaron los 400 millones de unidades en 2001, según datos de Gartner Dataquest.

Las ventas globales de celulares cayeron un 3,2%, hasta los 399,6 millones, durante el año pasado, mientras que en el periodo 1996-2000 éstas se incrementaron un 60% anual de media. Varios factores incidieron en el freno de las ventas, entre los que están la saturación de algunos mercados (sobre todo el europeo), el creciente mercado de segunda mano, la supresión de ofertas por parte de los operadores y las importaciones no contabilizadas de distribuidores que se querían deshacer del exceso de inventario.

Sin embargo, aparte de la caída del gasto familiar debido a la crisis, la clave del estancamiento de este mercado sigue siendo la incapacidad de los fabricantes y operadores para desarrollar nuevas aplicaciones y servicios que hicieran atractivo el cambio de celular. El fiasco del WAP, unida al lento despliegue del GPRS y los problemas para que UMTS sea una realidad, han paralizado la renovación de los terminales móviles. Las nuevas utilidades de los móviles las han inventado los propios usuarios —llamadas perdidas a modo de aviso, por ejemplo— con sus viejos aparatos, y se ha generado un floreciente negocio en torno a lo que ya existía: los SMS, los logos, melodías, etc.

Nokia se mantuvo a la cabeza entre los fabricantes, recuperando buena parte del terreno perdido a principios de año. Su cuota de mercado fue del 36, 9% en el último trimestre, subiendo desde 33,4% del tercero gracias a los nuevos modelos que comercializó en Navidad. Al final del año, acabó con un 35% del mercado, un 4,4% más que en 2000. Los finlandeses son de los pocos que han mantenido el tipo en un negocio marcado por la caída de los beneficios y las drásticas reducciones de plantillas.

Motorola, que cuenta con 43.000 trabajadores menos, sostuvo su caída a final del año y se mantuvo en el segundo puesto, con un 14,8% del mercado, frente al 14,6% de 2002. Siemens desbancó a Ericcson del tercer lugar, mientras que los coreanos de Samsung (que también pasó a Ericcson) mostró el mayor crecimiento, alcanzando el 7,9% en el cuarto trimestre desde el 5% que traía de 2000. Los suecos quedaron en quinto lugar, pasando del 10% del mercado que controlaban el año pasado a un raquítico 5,5%, después de despedir a alrededor de 25.000 trabajadores y declarar las primeras pérdidas en 50 años. Sin embargo, ha unido su división de celulares con la de Sony, lo que otorga a ambos un 8,5% del mercado.

  • Más en Reuters

El mundo en tus manos, en Baquía.com


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios