BAQUIA

Las ventas de videojuegos siguen cayendo en EEUU

Microsoft puede respirar, si no con satisfacción, al menos con alivio. La Xbox 360 es la que mejor ha capeado el temporal en Estados Unidos, donde las ventas del sector de los videojuegos han caído un 5,7 por ciento, en comparación con las del año anterior, cuando ya habían caído un 8 por ciento. Y sin embargo, la consola de Microsoft vendió tanto a final de año que tuvo que despachar las unidades que pensaban vender en enero y febrero.

En total, en 2010 las ventas de consolas se resintieron un 12,5 por ciento, mientras que las de software cayeron un 5,6 por ciento pese a la incipiente recuperación económica del país. Sí que han subido los accesorios para jugar, como los mandos, que suelen ser más baratos y se han vendido un 13 por ciento más.

En cuanto a los juegos, no sorprenderá a nadie que el "Call of Duty: Black Ops" de Activision Blizzard haya sido el título más vendido con más de 12 millones copias, más del doble que el segundo de la lista, el  "Madden NFL '11" de Electronic Arts.

Las previsiones son más optimistas para 2011, cuando las consolas portátiles recibirán sangre nueva (no sólo la Nintendo 3DS y la nueva PSP2, sino también la Jungle de Panasonic para juegos online) y aún se extienda la introducción de Kinect y PlayStation Move, los sistemas de juego por moviimiento que han lanzado este año Kinect y Sony, tras el éxito de la Wii de Nintendo.

Precisamente esos sistemas de movimiento deberían haber impulsado las ventas a final de año, especialmente en la crucial temporada de compras navideñas, de la que depende la industria en gran medida. Y lo hicieron, al menos para la Xbox 360, superando las previsiones del fabricante tras un año no precisamente brillante en el sector.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios