BAQUIA

Letras de canciones, otra pelea de los derechos de autor

La protección de los derechos de autor del contenido audiovisual tiene muchas más ramificaciones de las que podría pensarse en un principio. Están involucrados el reproductor portátil en el que suenan las canciones, la grabadora en la que podrían grabarse, el disco que podría contenerlas, el servicio que las almacena en la Red y el que permite intercambiarlas, la página que enlaza a los dos anteriores y, por supuesto, la persona que las descarga.

Todos los elementos anteriores han sido objeto de campañas de sensibilización, recaudación o demandas legales por parte de la industria del entretenimiento. Pero había un factor que quizá estaba pasando más desaparecibido: las letras de las canciones.

Hay miles de páginas web que reúnen letras de canciones, ya sean anotadas a oído por los usuarios, copiadas de los libretos o recopiladas de otras páginas con sistemas automáticos. Y la mayoría de ellas no sólo no paga, sino que obtiene beneficios con publicidad insertada en la web. Un artículo en The New York Times recorre la historia de una de las más populares, MetroLyrics, fundada en 2000 por un chaval de 16 años.

Un aspecto interesante del artículo es que el joven emprendedor, Milun Tesovic, parecía más consciente de que se podía sacar dinero de las letras que las propias discográficas, y aunque estaba dispuesto a llegar a un acuerdo de licencias y pagar por ellas, no lo consiguió hasta 2008. Suponemos que hasta entonces, la industria musical estaba ocupada hablando de cómo Internet destruía su medio de vida.

Y esto nos lleva a otro modelo de negocio innovador: el de empresas como GraceNote y LyricFind, que sacan las licencias de los grandes sellos y luego las revenden a las páginas web, haciendo de intermediarios entre el negocio tradicional y el cibernético.

Una vez conscientes de la oportunidad, la asociación estadounidense de editores de música se ha puesto en contacto con 95 de estas páginas en los últimos dos años. Nueve contraron licencias, 31 cerraron y el año pasado, dos fueron demandadas.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios