BAQUIA

Liberate denuncia el poder de Microsoft en la televisión interactiva

La denuncia fue clara: Microsoft sólo realiza inversiones en las compañías de televisión por cable que utilizan su software. Este fue el argumento empleado por Mitchell Kertzman, presidente de la empresa de programas para televisión interactiva Liberate Technologies, en el juicio antimonopolio que enfrenta al gigante del software con los nueve Estados que se negaron a suscribir el acuerdo extrajudicial que alcanzaron Microsoft y el Departamento de Justicia de Estados Unidos (DOJ, por sus siglas en inglés).

Kertzman solicitó fuertes sanciones para la compañía de Bill Gates y se lamentó en un testimonio escrito de que “hasta la fecha, Liberate ha perdido negocios a través de actividades de inversión de Microsoft y por condiciones impuestas como parte de las transacciones”.

La negativa de Liberate Technologies a firmar el acuerdo extrajudicial se debe que no evitaría que la empresa con sede en Redmond firmara contratos exclusivos con empresas de cable para distribuir sus propio software para descodificadores, lo que debilitaría la actividad de la competencia.

La importancia del daño que está causando Microsoft en el resto de compañías del sector se está percibiendo ya, pero se dejará notar sobre todo en fechas futuras. Kertzman esbozó en el documento escrito su teoría de que el software de la televisión interactiva –que permite comprar online, mandar correos electrónicos o navegar por Internet– constituye una amenaza para Windows similar a la que supuso hace años el navegador Netscape Navigator. En su testimonio, Kertzman afirmó que los programas que hacen funcionar las televisiones son los mismos que los que se utilizan en los ordenadores. “Hay muchos más propietarios de televisores hoy en el mundo que propietarios de ordenadores personales”, puntualizó.

Los nueve estados que se han negado a suscribir el acuerdo extrajudicial firmado el pasado noviembre entre Microsoft y el DOJ pretenden que se protejan las tecnologías –entre ellas la televisión interactiva– que se han creado desde que dio comienzo el caso, hace ahora cuatro años.

Por otro lado, Microsoft ha solicitado que se cambie el tribunal que debe juzgar la denuncia que interpuso Sun Microsystems por prácticas anticompetitivas. La empresa de Redmond no está muy conforme con el juzgado que ha tocado en suerte, el del distrito de San José, ya que concedió importantes victorias a Sun en juicios pasados. La empresa de Gates pretende que la decisión final la tome el tribunal de Maryland, que ha llevado cientos de casos contra Microsoft en el pasado.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios