BAQUIA

Lily , tu amiga inseparable

3_frame_m.jpg

En plena fiebre de selfies, minicámaras de ación y drones, surje una nueva alternativa mucho más divertida e inteligente. Sí, es un drone, pero un tanto diferente…

Lily está hecha de policarbonato negro y aluminio. Pesa tan sólo 1,3 kg y sus medidas son 26,1×26,1×8,18 cm. Y su principal baza es su funcionamiento. Tan sólo tienes que arrojar al aire este drone para que se ponga a volar. Una vez en el aire te seguirá como si fuera tu cámara personal gracias a un receptor que llevarás guardado o en la muñeca. Este receptor o dispositivo de seguimiento pesa sólo 75 gr. Y mide 2×6 cm. Lo podrás llevar en tu mochila, bolsillo o en la muñeca mediante una correa.

Este dispositivo de seguimiento cuenta con gps, acelerómetro, barómetro, micrófono y motor de vibración.

El drone cuenta con una ranura para tarjeta SD y una toma para cargarlo (puerto micro SD). La batería dura unas 4h. y es de litio.

Hay que decir también que tanto el drone como el dispositivo de seguimiento son resistentes al agua, por si lo quieres usar para grabar deportes acuáticos.

Puede alcanzar una altura máxima de 15 m y mínima de 1,75 m. Y te seguirá a una velocidad máxima de 40 km/h. La distancia máxima a la que tendrá alcance hasta el receptor, es decir, a ti, será de 30 m.

Respecto a sus opciones de cámara, hay que decir que graba a 720 y 1.080 fps y hace fotos a 12 MP. Tiene estabilizador de imagen y pixel focus.

Este simpático drone te seguirá mientras corres, esquías o haces tu actividad de aventura o al aire libre favorita. No necesitas dirigirlo o que alguien lo haga pues el mismo te seguirá.

 

Ya está disponible para su pre-venta a un precio especial hasta el 15 junio. Comenzarán su distribución en febrero del 2016. Su precio: 519$ con el envío.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios