BAQUIA

Llámame al móvil, que estoy en la oficina

La mayoría de los empleados que disponen de un móvil corporativo muestran una tendencia natural a utilizar éste incluso cuando se encuentran en su puesto de trabajo y tienen a mano un teléfono fijo. Son las conclusiones de un estudio elaborado entre 150 compañías europeas por Quocirca, bajo el patrocinio de Ericsson y EVUA (European VPN Users Association), una asociación que promueve soluciones de comunicación global para multinacionales, y que comenta Silicon.com.

Esta tendencia a tirar del móvil de la empresa puede atribuirse a la pereza de los empleados, a la necesidad de ganar tiempo o al hecho de que es costumbre almacenar los números de los clientes principales en la agenda del móvil. Sea como sea, en el 80% de las empresas encuestadas existe un creciente tendencia a la movilidad entre sus empleados; lo llamativo es que cuando estos empleados itinerantes se sientan en su puesto de trabajo, siguen utilizando mayoritariamente el móvil de la empresa para sus llamadas, pese a que el 95% dispone de línea fija.

Las llamadas desde el móvil salen caras a las empresas, no sólo por la mayor tarifa que se les aplica, sino porque se infrautiliza la infraestructura telefónica de la empresa: monitorización y seguimiento de llamadas, marcación directa con el exterior, llamadas internas, conferencias y demás servicios o recursos. Otra costumbre que sale cara es la de desviar las llamadas del fijo al móvil cuando el empleado no está en la oficina, lo que hace que las empresas paguen una llamada doble.

La solución a este problema puede pasar por el establecimiento de políticas que precisen cómo y cuándo debe usarse el móvil corporativo, aunque esta medida puede ir contra la tendencia natural a usar un único teléfono de contacto (el móvil) para mayor comodidad de las dos partes. Otra opción es la de prescindir completamente de las líneas fijas en el caso de los trabajadores móviles, lo que puede llevar a ahorrar hasta un 20% de los costes de instalación y mantenimiento.

Es curioso como, a pesar de los cambios en los hábitos de trabajo seguimos manteniendo formas de uso de la telefonía que poco han cambiado en los últimos 10 años.

También en Baquía:


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios