BAQUIA

Llega un nuevo oleaje del EGM

Hace muy poco el EGM anunciaba que iba a modificar su famoso estudio para tratar a Internet como \”un medio más\” para que, al poder presentar algunos números enormes a inversores y anunciantes, pueda competir en igualdad de condiciones con el resto. Ahora, la Asociación para la Investigación de los Medios de Comunicación (AIMC) ha presentado la última ola de este informe, que abarca febrero y marzo de 2002, y en el que se deduce que la Red en España sigue avanzando sin pausa, pero con ninguna prisa.

Según el Estudio General de Medios, en España ya hay 7,7 millones de internautas en activo, lo que supone un 22,2% del total de la población, de los que el 44,8% son usuarios habituales. Este dato supone un incremento de 2,4 puntos porcentuales respecto al mismo periodo de 2001, es decir, que en todo un año se han ganado unos 900.000 nuevos internautas. El porcentaje de internautas en febrero y marzo de 2001 respecto a esos mismos dos meses de 2000 rondó el 9,3%. Se pone de manifiesto al mirar las tablas de datos, que a lo largo del último año se ha producido un enorme ralentizamiento, probablemente lógico, en el incremento de usuarios de Internet.

Por Comunidades Autónomas, destaca el hecho de que el País Vasco ha relegado al segundo puesto en porcentaje de penetración a Cataluña (27,7% frente a 26,6%), pero continúa la tendencia de que el norte de la península domine sobre el sur. Las siguientes regiones con más penetración siguen siendo Madrid (24%) y Asturias (23,3%). Las menos conectadas continúan siendo Castilla La Mancha y Extremadura con un 13,6% y un 13,5% respectivamente.

En cuanto al resto de tendencias, poco han variado desde la ola inmediatamente anterior. Los internautas españoles siguen navegando mayoritariamente desde sus hogares (el 60,3% frente al 29% que lo hacen desde su puesto de trabajo) y los dos servicios más empleados a mucha distancia de otros como la transferencia de ficheros es la navegación (91,4%) y el correo electrónico (75,8%). Internet en España sigue siendo un feudo de las clases medias (las clases media-media y media-baja suman un 66,2%), con las clases bajas y altas interesadas en otros menesteres. Por edad, los mayores de 45 años y los menores 24 años han comido algo de terreno al rango de edad dominante (de 25 a 34 años), y por sexos las mujeres pierden comba (del 40,3% de noviembre de 2001 se desciende a un 38,8%).


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios