BAQUIA

Lo que cuestan las pérdidas de datos: 144 euros por cliente

Cuando una empresa sufre un robo o una pérdida de datos confidenciales, no sólo quedan comprometidas su reputación y la confianza de sus clientes, sino que el accidente implica un imprevisto coste económico que se ve obligada a afrontar.

Según el estudio anual elaborado por el Ponemon Institute, ese coste asciende a nada menos que 204 dólares (144 euros) por cada cliente comprometido. La repercusión económica media de una pérdida de datos ascendió en 2009 a 6,75 millones de dólares (4,79 millones de euros).

Los datos han sido obtenidos a partir del análisis de 45 empresas que han reconocido haber sufrido ataques de seguridad en 2009, que afectaron desde 5.000 hasta 100.000 datos personales. El Ponemon Institute lleva cinco años elaborando este informe periódico, y desde entonces se ha incrementado el coste por cliente “robado” de 138 a los 204 dólares actuales.

Entre los costes extra que debe afrontar una empresa ante uno de estos incidentes, destacan la pérdida de oportunidades de negocio, los trámites legales, gastos relacionados con atención al cliente y comunicaciones públicas, consultoría y horas extra de trabajo de los técnicos para reparar el desaguisado.

Larry Ponemon, director y fundador del Instituto, identifica tres tipos de agujeros de seguridad: negligencias y errores humanos, como perder un portátil, causa del 40% de los sucesos; un 36% de fallos del sistema y un 24% de ataques de ciberdelincuentes.

Ponemon también explica que en 2009 se detectaron más ataques sofisticados y novedosos, algunos basados en el uso de botnets (redes de ordenadores zombi) y con el único propósito de extraer beneficios económicos. Una tendencia que no hará sino aumentar en 2010.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios