BAQUIA

Lo que les faltaba a las puntocom: el efecto IBM

Dice el adagio castellano que a perro flaco todo son pulgas. Las compañías están optando por grandes empresas tradicionales en lugar de startups para realizar sus proyectos en Internet por miedo a que un cierre repentino del negocio las deje en la cuneta.

Es el caso de Texaco, que ha retirado un contrato de 3.000 millones de dólares para un nuevo sistema de control de oleoductos a PointCross, una empresa financiada con capital riesgo.

Es la vuelta a la idea conservadora de que \”No despiden a nadie por comprar IBM\”, sólo que ahora IBM se llama SAP, Oracle o KPMG Consulting. Una actitud que puede poner en peligro aún más la supervivencia de algunos proyectos.

En News.com


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios