BAQUIA

Los 100 supergadgets de la historia

Mobile PC ha hecho una completa clasificación de los cien mejores gadgets de toda la historia. El puesto de honor en dicha lista lo ocupa el Apple Powerbook 100, lanzado allá por el año 1991. Apple acertó de lleno: el primer PowerBooks llegó a conquistar una cuota del mercado del 40%, pero, sobre todo, inauguró una nueva era en el sector de los PC portátiles que llega hasta hoy.

Este gadget fue una auténtica revolución en cuanto a diseño y ergonomía; tanto, que ahora nos parece la disposición natural de los teclados, que siempre fue así, cuando en realidad toda la industria estuvo copiando las innovaciones de Apple durante meses.

¿Qué decir del Sony Walkman, que vio la luz en 1979? Hablamos mucho del éxito de iPod, pero éste nunca habría sido posible sin el invento de Sony. Por cierto que el primer Apple iPod data de 2001, y está en el puesto duodécimo de esta curiosa clasificación.

Hewlett-Packard sacó al mercado hace treinta y tres años la calculadora científica HP-35; remontándonos a finales del siglo XIX, vemos cómo en 1891 la primera navaja multiusos de Karl Elsener, que originalmente fue distribuida entre los soldados del ejército suizo, incluía un destornillador, un abrelatas y un sacacorchos. Hoy se pueden comprar docenas de modelos distintos con hasta treinta y tres herramientas.

Se desconoce quién fue ese gran benefactor de la humanidad que inventó la alarma antirrobo de los coches, pero su creador puede respirar tranquilo: su cacharro ocupa el puesto número 54. Los mecheros Zippo nacieron en 1932 a prueba de incómodos vendavales. Desde aquella fecha hasta hoy, se han vendido la friolera de más de 400 millones de encendedores de esta legendaria marca.

El Tamagotchi, ese simpático animal doméstico virtual, tampoco se queda corto en lo que a comercializaciones se refiere: 40 millones de unidades facturadas desde que empezara a caer en nuestras manos hace nueve años. Y, en fin, quien no ha tenido en sus manos el cubo Rubik, ese invento que entre 1980 y 1983 volvió locos a millones de personas en todo el planeta.

O la Nintendo Game Boy, de la que en los primeros 90 se vendieron unos 32 millones de consolas. Ha tenido descendientes, pero el original quedará grabado a prueba de fuego en la memoria colectiva.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios