BAQUIA

Los adolescentes españoles, enganchados a los videojuegos

Rondar entre los 14 y los 18 años es casi un signo inequívoco de darle a los videojuegos. El 58,5% de los adolescentes españoles reconoce dedicar buena parte de su tiempo de ocio a las maquinitas, según el estudio ‘Jóvenes y videojuegos: significación y conflictos’, elaborador por el Instituto de la Juventud (Injuve).

El 42,4% de los adolescentes analizados suele jugar como mínimo tres días a la semana, y muchos de ellos afirman que incluso pueden hacerlo todos los días. El 25% podría definirse como adicto, ya que dedica más de dos horas diarias en días laborables a esta actividad.

Los lugares en el que los españoles entre los 14 y 18 años matan sus horas muertas no siempre son los mismos. Aunque los hogares desempeñan un papel fundamental (las consolas e Internet pueden llegar a hacer maravillas), el 15% prefiere ponerse ropa de calle para bajarse a los salones recreativos. Allí pueden gastarse más de 30 euros al mes.

El informe explica que el sector de los videojuegos es claramente masculino. Y no sólo porque sean los chicos los mayores aficionados a quedarse con cara de pasmo delante de una pantalla, sino porque un buen número de los juegos está desarrollado para chicos, al representar sus deseos, afinidades y aficiones más frecuentes.

También en los videojuegos existe un límite que no se debe sobrepasar. El 43,9% se ha topado con algún problema derivado de su práctica. El 21,4% dejó de ir tan bien en la escuela, el 20,6% afirma que a causa de los videojuegos las broncas con sus padres se convirtieron en algo habitual, el 15,3% dejó de dormir las horas necesarias y el 14,3% olvidó sus compromisos.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios