Los buscadores continúan en guerra por el tiempo de almacenamiento de datos

Una de las actuales pugnas entre las autoridades políticas y los buscadores se centra en el tiempo durante el que éstos almacenan los datos de sus usuarios. Cuando realizamos una búsqueda en Google, Yahoo o MSN, el buscador guarda datos tan relevantes como la IP, las cookies, el sistema operativo desde el que se accede, el navegador, el tipo de conexión y otros muchos datos. Suficiente información como para, debidamente procesada, obtener un completo perfil de cada usuario.

Al principio no hubo demasiados problemas con esta práctica, ya que se consideraba positivo que la red guardase datos cuya conservación garantizaba la no pérdida de los mismos. Sin embargo, con el tiempo, el almacenamiento de datos personales ha ido convirtiéndose en un tema polémico, merced a las reclamaciones de asociaciones de internautas y de individuos que consideran este hecho como un atentado contra su privacidad.

Uno de los casos más claros es el de Google, que a día de hoy concentra cerca del 80% de las búsquedas que se realizan en todo el mundo. En su momento, Google guardaba los datos de sus usuarios hasta 24 meses, un periodo de tiempo que no acabó de gustar a nadie. El creciente poder de Google en diferentes campos (telefonía móvil, producción de software, servicios online) lleva a desconfiar a muchos usuarios, que ven en ello un posible monopolio que pueda atentar contra sus derechos.

Así, poco a poco se ha conseguido que Google reduzca sus plazos de almacenamiento de datos: de 24 se pasó a 18 meses, y después hasta los 9 meses durante los que actualmente se conservan los datos. Por su parte, Yahoo! almacena estos datos por un periodo de 13 meses, mientras que Microsoft sube hasta los 18.

Mientras tanto, los órganos políticos de gestión no quieren que estos plazos dependan de la buena o mala fe de los portales, y quiere instaurar unos criterios objetivos y para todos.

De este modo, la Comisión Europea quiere que los portales reduzcan hasta seis meses el tiempo de almacenamiento de los datos personales de los usuarios. Microsoft ya ha afirmado que está dispuesto a cumplir, siempre y cuando sus competidores también lo hagan. Además, Microsoft considera que el primer paso debería darlo Google, que reresenta el 80% de las búsquedas, mientras que MSN tan sólo llega al 5%.

Lo cierto es que ningún buscador es partidario de reducir los periodos de almacenamiento de datos, pero a pesar de no estar de acuerdo, han preferido ir reduciendo estos plazos para no ganarse la enemistad de los usuarios.

Em cualquier caso, las empresas aseguran que reducir el tiempo de almacenamiento de los datos de los internautas resulta perjudicial a la hora de hacer un enfoque efectivo de la publicidad y de innovar. No obstante, parece que los buscadores no quieren que nadie los señale con el dedo, y poco a poco van cediendo a los requerimientos de los usuarios y de los órganos políticos. Veremos si continúan.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios