BAQUIA

Los clones de Napster, condenados por los usuarios a trabajar horas extras

Los usuarios le hacen un severo corte de mangas a la RIAA y compañía. La asociación estadounidense, que transformó a Napster en un señorito encorbatado después de haber sido un revolucionario adorado por sus fieles usuarios, se topa con la tozuda realidad una vez más: la muerte de Napster adelantó el nacimiento de sus réplicas (en muchos casos de calidad similar al de su predecesora). Pero no sólo eso, también los hechos demuestran que los usuarios quieren descargar música, sin importarles un pimiento si se respetan o no los derechos autor. Así lo pone de manifiesto un estudio, elaborado por la consultora Jupiter Media Metrix, en el que se cuantifica que el crecimiento en el uso los programas de intercambio de archivos musicales se ha incrementado un 492% entre los meses de marzo y agosto. Este porcentaje significa que los 1,2 millones de internautas que disponían de algunos de estos clones instalados en su ordenador se han transformado, en apenas medio año, en 6,9 millones.

Morpheus (que opera a través de la red de MusicCity), KaZaA y WinMx son los programas que han experimentado un mayor crecimiento. El primero se queda con 2,3 millones de usuarios (186% de aumento en estos meses), 1,3 millones el segundo (157% más), mientras que WinMx se queda con 1,2 millones de usuarios y un crecimiento del 97%. Esta es la realidad. Lo de la RIAA, simple pérdida de tiempo.