BAQUIA

Los consumidores desafían la decisión de la FCC de no regular el cable

La decisión de la Federal Communications Commission (FCC) estadounidense de liberar a las redes de cable que ofrecen acceso a Internet a alta velocidad de las regulaciones \’ telephone-style\’ no ha sentado nada bien a Verizon Communications y a varios grupos de consumidores, que han emprendido acciones judiciales.

La medida, que limitará la supervisión del gobierno sobre las redes y otorgará a los cableros el poder de decidir a quién ceden su infraestructura, fue recibida con pesar por los ISPs, que afirman que la única vía apara mantener la competitividad es abrir las redes de cable a un precio razonable fijado por la administración, al igual que ocurre con las de teléfono.

Los propietarios de las redes de cable, satisfechos con la postura del organismo regulador, se han comprometido, no obstante, a negociar la cesión de sus redes a la competencia, como ya hiciera ha ce poco AT&T Broadband con EarthLink. La FCC considera que los cableros proporcionan \”servicios de información\”, no \”servicios de telecomunicación\”, de ahí que no los trate como a las Baby Bells, que a su vez empujan para que ellos puedan competir al mismo nivel (de libertad) que la industria del cable.

La buena fe de las compañías de cable no es suficiente para Verizon y los grupos de consumidores, que consideran que los monstruos como AOL-TW y AT&T tienen carta blanca para cerrar las redes a los ISPs en prejuicio de la cantidad de contenido disponible para los usuarios. \”Queremos asegurarnos de que se preserva el carácter de Internet\”, dice Andrew Jay Schwartzman, presidente de Media Access Project, que se unió al Center for Digital Democracy, Consumers Union y la Consumer Federation of America en la demanda.

Para los litigantes, la postura de la FCC permitirá al a industria de la televisión por cable transformar Internet en un sistema cerrado, con el contenido controlado por el operador de cable, con un pésimo servicio al cliente, y sin ninguna opción para los ISPs.

Las compañías telefónicas locales, como Verizon, que ofrecen acceso por banda ancha (DSL) andaban a la caza de una (des)regulación similar desde hace año, y ahora piensan que el \’enchufe\’ de los cableros les permitirá seguir ampliando su dominio en las conexiones a Internet a alta velocidad, que actualmente es del 65%.

  • Más en Newsbytes


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios