BAQUIA

Los editores españoles apuntan a los contenidos digitales

Uno los sectores que más dinamismo está mostrando en España mediante la utilización de las TIC es la industria de los contenidos digitales. De acuerdo al Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI), en su informe “Principales magnitudes de los contenidos digitales en España 2009”, la industria de los contenidos digitales en España facturó en 2008 (último dato) 4.982 millones de euros, un 15,8% más que en 2007, siendo el crecimiento en el periodo de 2003 a 2008 de un 82%. gráfico Dentro de la industria de los contenidos, la faceta digital es la que experimenta un mayor crecimiento, un 15,8% en 2008 y en concreto, la publicidad online es el sector que más crece en el año 2008, un 26,4%. De acuerdo a ONTSI, la importancia de la Industria se manifiesta en la proporción que los contenidos digitales van teniendo dentro de la industria global. En 2003 la facturación de los contenidos digitales suponía el 20% del total de la industria, mientras que en 2008 alcanzó el 31%. La mejora de los accesos a Internet a través de banda ancha, tanto fija como móvil, y el aumento de la cobertura de la misma constituyen las variables determinantes para el avance de los contenidos digitales en España, permitiendo el acceso a grandes volúmenes de contenidos y el desarrollo de nuevos e innovadores modelos de negocio. Los editores españoles son uno de los protagonistas de esta tendencia, y ya se perfilan hacia una posición de liderazgo. La Federación de Gremios de Editores de España publicó recientemente su primera “Encuesta sobre el libro digital”, donde se ha optado por recabar información básica, que podrá ser perfilada y ampliada en futuros estudios. En 2010, cerca del 20% de las editoriales consultadas comercializará entre un 50% y un 100% de sus novedades en versión digital, además de la versión impresa. La tendencia a comercializar obra fragmentada (por ejemplo, en capítulos) será progresivamente mayor a lo largo de los dos próximos años. En 2010, el 40% de las editoriales contempla en sus planes comerciales esta opción y, en 2011, lo hará más de la mitad de las editoriales encuestadas. El formato PDF es el predominante (el 80% de las editoriales preparará sus obras digitales en PDF en 2010), pero el formato que tendrá un crecimiento mayor será el ePUB, que pasará de ser empleado por un 24% de las editoriales en 2009 a un 60% en 2011. Mobipocket será empleado por un tercio de las editoriales encuestadas, y Mobipocket para Kindle por algo más del 10%. Los dispositivos dedicados (lectores o e-readers) y los ordenadores son los entornos de lectura mayoritariamente preferidos por las editoriales para comercializar obra digital durante 2010 y 2011. De acuerdo al estudio, cerca del 80% de las editoriales encuestadas se inclina por ambas opciones simultáneamente.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios