BAQUIA

Los emprendedores nacen, no se hacen

Parece que el viejo y legendario mito del self-made-man, el hombre que se hace a sí mismo sin necesidad de apoyos y prescindiendo del clima sociocultural en el que haya nacido o se haya desenvuelto, es cierto.

Así que olvide la influencia de la educación o el ambiente familiar. Cuando se trata de empresarios, los genes son los que juegan un papel verdaderamente importante, aseguran los científicos.

Un estudio realizado por investigadores de Gran Bretaña y EEUU en gemelos idénticos sugiere que el ambiente que se vive en la familia tiene escasa relevancia en la propensión de una persona a ser emprendedora, porque casi la mitad de dicha propensión es genética.

Las pruebas han demostrado que los factores genéticos influyen en una variedad de áreas relacionadas con la satisfacción profesional en los negocios, los intereses laborales y los valores profesionales.

Los investigadores, que presentaron sus conclusiones en una reunión celebrada en la London Business School, creen que los genes podrían tener un notable impacto sobre los rasgos de la personalidad y las capacidades que pueden influir en los factores que predisponen a las personas a ser empresarias.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios