BAQUIA

Los estudiantes salen de las aulas

Es sabido que en nuestro país abundan los universitarios sin excesivo apego por las aulas, que suelen dedicar una buena parte de las horas lectivas a demostrar sus habilidades con la baraja en la cafetería de la facultad o a solazarse en las praderas del campus allá cuando florece la primavera. En Estados Unidos también es frecuente encontrarse con aulas medio vacías (o medio llenas, según se mire), aunque en este caso los estudiantes pueden excusarse alegando que siguen las clases por Internet: el año pasado 2,3 millones de alumnos realizaron algún curso por la Red. En algunas universidades es ya normal que los estudiantes combinen la enseñanza presencial y online, no necesariamente limitada ésta a expertos en tecnología o personas obligadas por las circunstancias de su vida laboral o profesional. Siempre unos (o muchos) pasos por detrás, confiemos en que llegará el día en que Internet nos sirva también como herramienta educativa. Más.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios