BAQUIA

Los expertos advierten sobre la seguridad de las memorias SSD

Con el aligeramiento de los ordenadores portátiles y otros aparatos tecnológicos (cámaras, móviles, reproductores digitales, etc.) vienen ganando también un mayor protagonismo las memorias SSD (Solid State Drives), un nuevo formato de almacenamiento de datos que sustituyen a los tradicionales discos duros de los ordenadores.

Su mayor ventaja es la rapidez de arranque y lectura, el menor consumo de energía o su resistencia a golpes y condiciones adversas, aunque también poseen algunos defectos señalables: son caros, no tienen demasiada capacidad y su tiempo de vida es menor.

No sólo eso. Expertos en seguridad advierten de otras deficiencias de estos dispositivos, por ejemplo, no borran del todo los datos, y son vulnerables a ataques con fuentes de luz, como un rayo ultravioleta.

Según explica Jim Handy, Director de la consultora Objective Analysis, muchas de las memorias SSD que se utilizan en portátiles fueron en realidad diseñadas para teléfonos y reproductores mp3, de forma que no tienen un mecanismo físico que evite que se puedan extraer. Así, no es complicado extraer los chips NAND de una memoria SSD y leer sus datos, para después reconstruirlo con software de recuperación.

Los expertos creen que para evitar estos problemas es necesario introducir tecnología de encriptación dentro de los SSD.

Otro de los problemas de este tipo de memoria es que no borran del todo los datos guardados. Igual que sucede con los discos duros tradicionales, las memorias SSD crean varias copias de cada archivo, que se guardan en diferentes directorios. Pero su sistema de almacenamiento hace más complicado eliminar definitivamente un archivo.

www.baquia.com


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios