BAQUIA

Los fabricantes de chips muestran con sus resultados el estado del sector

Intel superó las previsiones de los analistas, pero dejó bien claro que vienen tiempos duros. En cualquier caso, va a ser difícil que 2002 sea tan malo para el sector de los semiconductores como el año precedente, en el que Gartnet contabilizó una caída del 33% en las ventas.

La demanda de chips continúa por los suelos, a pesar de que las ventas de computadoras en Navidad significaron un soplo de aire fresco. Así lo demuestran las empresas del sector, que van dejando caer sus resultados con más pena que gloria.

Applied Micro ha ingresado 40,2 millones de dólares en su tercer trimestre fiscal, un 72% menos que los 143, millones vendidos en el mismo periodo del año anterior. Además, ha registrado pérdidas de 13,1 millones de dólares, cuando en el mismo trimestre de 2000 ganó 48,1 millones de dólares.

A Vitesse Semiconductor no le ha ido mucho mejor. Su facturación cayó el 76% en su primer trimestre fiscal, de 165,1 a 39,1 millones de dólares. También tiñó de rojo sus números, dejándose 24,3 millones, frente a los beneficios de 47,6 millones del año pasado.

  • Más en Ft.com

El exceso de inventario también pasó factura al mayor fabricante de chips europeo, ST Microelectronics, que ve algo de claridad en el futuro a pesar de haber reducido sus beneficios un 90%.

Tampoco Novellus, uno de los grandes del sector en EEUU, puede sonreír a pesar de haber \’vencido\’ a los analistas por un centavo: ganó un 82% menos en el cuarto trimestre.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios