BAQUIA

Los granitos de arena acaban formando playas

A diario hacemos muchas cosas que aparentemente no llaman demasiado la atención ni ocupan demasiado nuestra mente. Pero si sumamos el tiempo que dedicamos a largo plazo a esas tareas, veremos que realmente se nos va una parte importante de nuestro recurso más valioso en ellas. Por ejemplo, la lectura del correo electrónico. Según una investigación elaborada por Plantronics, los ejecutivos españoles dedican dos horas al día a leer y responder e-mails, o lo que es lo mismo, diez años de su vida laboral; además, pasan 12 años navegando (a razón de 2,6 horas diarias), seis años en reuniones (1,49 horas) y casi otros seis años pegados al teléfono. Esto no incluye viajes, comidas de negocios ni otros eventos sociales, así que surge la pregunta: ¿cuándo están con sus familias los directivos? ¿O es que acaso sus días duran 48 horas?


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios