BAQUIA

Los internautas alemanes traducen la nueva entrega de Harry Potter

La fiebre desatada alrededor de las aventuras del mago-adolescente Harry Potter parece no mitigarse ni siquiera después de que el personaje creado por la (ahora multimillonaria) británica J.K. Rowling haya llegado ya a la sexta entrega de sus peripecias. En todo el mundo continúa en todo su esplendor la Pottermanía: mientras en Estados Unidos se despacharon casi 7 millones de ejemplares el pasado 16 de julio, primer día de venta (todo un récord), en Nueva Delhi la policía intercepta ediciones clandestinas, y en Francia el libro se ha situado en el quinto puesto de las listas de ventas… ¡en la versión en inglés!, ya que la traducción al francés no estará disponible hasta octubre.

Pero si los fans franceses prefieren lidiar con la hamletiana lengua antes que ser devorados por dos meses de impaciente espera, en Alemania se ha optado por otra solución: se ha creado una web en la que las aportaciones de los internautas han conseguido que el libro entero, de un grosor nada despreciable con casi 700 páginas, se traduzca en sólo 45 horas. Según cuenta The Guardian, el traductor oficial del libro, Klaus Fritz, tiene por delante casi dos meses y medio de trabajo antes de completar la versión que se pondrá oficialmente a la venta en las librerías germanas. Dado el riguroso secretismo que rodea el lanzamiento de cada nueva entrega de la saga, las editoriales extranjeras no disponen del libro hasta que éste ya se encuentra a la venta en el mercado sajón, por lo que todas las ediciones en lengua distinta al inglés se retrasan unos meses.

Demasiada espera, debieron pensar algunos incondicionales alemanes, que optaron por crear una web en la que traductores amateurs sumaron sus esfuerzos para completar la tarea en menos de dos días. Con el fin de evitar problemas con los derechos de autor, esta versión casera no será distribuida libremente, sino que se reservará para los propios traductores (han colaborado hasta 20.000 pesonas) y los miembros del club “Harry en alemán”, aunque cualquiera puede suscribirse a través de la web.

El libro no estará disponible en ruso hasta diciembre, y en español nada menos que hasta la primavera de 2006. La fenomenal potencia de Internet como canal de comunicación podría provocar que iniciativas similares surgieran en otros países, con traducciones pirata (basta escanear el libro y después pasar un software de reconocimiento de caracteres) que se adelantaran a las versiones oficiales. De hecho, J.K. Rowling es una de las autoras más pirateadas en todo el mundo.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios