BAQUIA

Los internautas noveles, los más desprotegidos en la red

El director de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), Artemi Rallo, avisaba hoy de que los internautas españoles saben de sobra que dejan un rastro cuando navegan por internet, pero que de ninguna manera son conscientes de lo lejos que pueden llegar esos datos. “Intuyen que dejan rastro y que sus datos personales van a ser conservados, pero no son tan conocedores del alcance de esos rastros y de que pueden ejercer determinados derechos para cancelar esa información”, asegura el presidente de la AEPD, que encamina sus declaraciones hacia dos propósitos: por un lado, que los ciudadanos tengan constancia de que pueden borrar esos datos y sepan qué cauces han de seguir para hacerlo; por otro lado, que los propios suministradores de servicios a través de internet minimicen los riesgos que puedan correr los datos de los usuarios.

Los internautas noveles son, sin duda, los más desprotegidos y los que más riesgos corren el exhibir sus datos en internet. Su escaso funcionamiento de la estructura de la red hace que con frecuencia no sepa dónde es seguro meter los datos y dónde no y acaben publicando información personal donde no debían. Aquí mostramos algunos de los espacios que no tienen por qué ser inseguros, pero en los que un usuario novel debe tener cuidado:

1.- Correo electrónico
Cuando uno comienza a navegar por la red, a menos que esté bien asesorado, suele crearse una cuenta que quizá a la postre no sea la que use más habitualmente. Casi todos los internautas tienen dos o incluso tres cuentas de correo electrónico que usan simultáneamente. Si a eso le añadimos las posibles cuentas que se hayan ido creando a lo largo del tiempo, el número de cuentas puede ser tan alto como preocupante para que el usuario se asegure una fiabilidad exacta de sus datos.

2.- Páginas web que piden registro
Obviamente, no pasa con todas, pero son muchas las páginas web que piden que el usuario se registre para permitirle la entrada a ciertos contenidos. A la necesidad de registro, algunas de estas páginas llevan ligada una serie de compañías o un mailing list que en ocasiones no es seguro y que deja los datos del usuario al descubierto.

3.- Foros y redes sociales
Sin duda, los productos estrella de la Web 2.0. Los foros y las distintas redes sociales constituyen una excepcional forma de interactuar en internet y de conocer gente, pero algunos de ellos (sólo algunos de ellos) poseen unos sistema de seguridad verdaderamente frágiles.

4.- Emails ‘peligrosos’ y SPAM
Ya hemos hablado alguna vez de la necesidad de gestionar nuestra cuenta de correo de forma segura. Y, desde luego, fomentar y formar parte de esas cadenas de emails reenviados no es la mejor forma. En el momento en que ese email llegue a un spammer, nuestra cuenta quedará automáticamente archivada en una base de datos que nos llenará la cuenta de correo basura.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios