Los misterios del marketing viral

El marketing viral es a veces impredecible. Por ejemplo, nadie hubiera pensado que una escena clave de una película dramática se convertiría en un meme con cientos de divertidas parodias circulando por Internet, pero eso es lo que pasó con Hitler y “El hundimiento”, donde hemos visto al Führer desde dirigiendo al Barça hasta descubriendo que Santa Claus no existe.

Pero parece que no a todo el mundo le gusta que una creación suya se convierta en un fenómeno social. ¿Que te da popularidad y menciones? Vale, pero si no vendes nada, ¿de qué te sirve? Tal vez por eso la productora de la película ha empezado a retirar de forma sorprendente los vídeos (¿por qué ahora, cinco años después del estreno de la película?), acogiéndose al programa de protección del copyright de YouTube.

Y hablando de más paradojas, lo que parecía una campaña de marketing viral para promocionar por cuatro duros el último lanzamiento de Apple ha resultado ser real. ¿Alguien se podía creer que un ingeniero de Apple se iba a dejar olvidado en un bar un prototipo del futuro iPhone 4G? Pues resulta que era cierto. Por cierto: parece que el blog que dio la exclusiva, Gizmodo, pagó 5.000 dólares al afortunado que se encontró el cacharro, una jugada que ahora le puede salir cara si Apple le presenta una demanda por lucrarse a costa de un objeto obviamente de su propiedad.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios