BAQUIA

Los móviles dan alas a las finanzas del sector de vídeojuegos

La creciente afición de los usuarios a comprar juegos para sus teléfonos móviles ha reportado en 2005 a la industria española del vídeojuego unas ventas cercanas a los cien millones de euros, prácticamente la octava parte de su facturación total, informa la agencia EFE.

El éxito de estas aplicaciones sitúa a España como el segundo mercado europeo de vídeojuegos para móviles en términos de unidades vendidas, según el presidente de la Asociación Española de Distribuidores de Software de Entretenimiento (ADESE), Alberto González Lorca, y su secretario general, Carlos Iglesias.

Este dato resulta especialmente relevante si se tiene en cuenta que España ocupa el cuarto puesto entre los mercados europeos de juegos para PC y consolas.

La generalización de los vídeojuegos para móviles en España se ha visto favorecida por sus bajos precios, en torno a 3 euros por descarga, frente al coste de 8 euros del algunos países europeos. Según la consultora GFK, en España ya hay 1,6 millones de usuarios de juegos para móviles, todavía lejos de los 5,4 millones de jugadores de consolas y ordenadores.

Los responsables de ADESE aseguran que la plataforma de la telefonía móvil ofrece a la industria del vídeojuego una potencialidad inmensa, sobre todo con la llegada de los nuevos terminales de tercera generación -3G-, cuya tecnología aumenta sus prestaciones.

Los responsables de ADESE adelantan que la industria española habrá recuperado cuando se echen las cuentas del recién finalizado 2005 el crecimiento de su facturación, gracias a la aparición de las nuevas consolas de Nintendo, Sony y Microsoft. A falta de constatar el buen funcionamiento de las ventas en el cierre de la campaña navideña, ADESE espera que en 2005 se superen las 1.764.000 consolas vendidas el año anterior.

Dice González Lorca que el mercado de las consolas es cíclico, y en estos momentos nos encontramos en una etapa de transición hacia las plataformas de nueva generación.

Pese al optimismo que despiertan los nuevos lanzamientos, los responsables de ADESE insisten en la precariedad de la industria española y lamentan que la Administración muestre una actitud \”no totalmente positiva\” con el sector.

La preocupación de la industria viene dada por el hecho de que la producción española sólo representa el 0,5% de las ventas. González Lorca asegura que ADESE ha mantenido contactos frustrantes con la Administración para tratar de explicar la relevancia económica del sector español de vídeojuegos, que factura más que otras industrias del ocio, como la cinematográfica o la discográfica.

Una de las grandes reivindicaciones del sector es la mejora de la protección de la propiedad intelectual y de la lucha contra la piratería, que según cálculos de ADESE resta anualmente a la industria una facturación de 200 millones de euros.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios