BAQUIA

Los nuevos public relations

Mucho se ha hablado acerca de las nuevas aplicaciones de los blogs, pero quizás la más poderosa es la que está pasando más desapercibida frente a las corrientes de opinión que se empeñan en bruñir el futuro de las bitácoras sólo como gran soporte publicitario. Lo cierto es que los blogs empiezan a suplir, sigilosa y eficazmente, a las compañías de public relations, los clásicos gabinetes de comunicación.

Por tanto, la polémica suscitada por una puntillosa redactora de The Wall Street Journal carece en realidad de sentido. Las empresas que -como FON, General Motors y desde hace algún tiempo Microsoft- utilizan este canal para publicitar sus propias bondades no han hecho sino interiorizar el proceso de la llevanza de su imagen, el activo fundamental de las compañías junto con su solvencia financiera.

Esto ofrece varios beneficios: no se depende ya de firmas externas y, por lo mismo, incapaces de ofrecer una comunicación tan emocional como la que una empresa puede dar de sí misma. También se ahorran costes y se puede disfrutar de una relación privilegiada con todo el entorno corporativo (clientes, distribuidores, usuarios, proveedores, etc).

Todo ello en un estilo fresco, actualísimo e interactivo, pues las bitácoras ofrecen la oportunidad de conocer de primera mano qué piensa el cliente de la compañía, gracias a esa ventana abierta que son los comentarios; diseñar campañas estratégicas más o menos a la medida de cada segmento; y tener una rápida capacidad de reacción ante cualquier tipo de circunstancia, favorable o adversa, a tenor de la velocidad de crucero con la que funciona todo en la Red. Más.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios