BAQUIA

Los números rojos regresan a Ericsson tras 50 años

Ericsson llevaba 50 años disfrutando de unos resultados plagados de números negros. Medio siglo después la situación se ha trastocado, provocando la aparición de las primeras manchas rojas en las cuentas. En el último trimestre de 2001 el fabricante de equipos de telecomunicaciones perdió 486 millones de dólares sin contar intereses, impuestos y depreciaciones. Hace un año la compañía presentó unos beneficios cercanos a los 216 millones. Más dolorosa aún es la caída que se ha producido si se echan mano de los resultados correspondientes a todo el ejercicio de 2001. Las pérdidas, en este caso, han alcanzado los 2.000 millones de dólares.

La compañía justifica estos datos aduciendo que se ha producido una fuerte caída en la demanda de sus productos, que en algunos casos ha llegado a alcanzar el 31%. El futuro tampoco promete ser demasiado esperanzador: Ericsson ya ha advertido de que las pérdidas se repetirán en el primer trimestre de 2002, hasta los 460 millones de dólares, y que las ventas seguirán cayendo hasta un 10%. No obstante, la firma sueca mantiene la esperanza de que en el segundo trimestre se comience a percibir una cierta recuperación para, a finales de 2002, volver a entrar en rentabilidad.

Estos datos meten a Ericsson en la misma senda que su competidor Motorla, que a principios de semana también presentó más pérdidas de las esperadas. No se ha producido el mismo caso con Nokia, el mayor fabricante de móviles del mundo, cuyos resultados han constatado su liderazgo en el sector no sólo por volumen de ventas, sino por eficacia empresarial.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios