BAQUIA

Los okupas se extienden por Twitter

El cybersquatting, o ciberokupación, es un fenómeno que tuvo sus momentos álgidos en el estallido de Internet hace una década: empresas que no fueron lo suficientemente ágiles como para ver el potencial de la Red vieron como alguien se les adelantaba reservando el dominio que correspondería a su marca o nombre corporativo.

A partir de ahí, la cosa podía solucionarse bien con una negociación directa con el propietario del dominio (generalmente resuelta con el pago de un “rescate” a cambio de su cesión), o bien por la vía judicial, donde debía intervenir la decisión del juez de considerar la existencia o no de mala fe.

Parece que ahora el fenómeno se repite con Twitter. Dado que el servicio de microblogging se convierte cada vez mas en una herramienta de marketing y comunicación corporativa, lo normal es que cada empresa reserve su correspondiente extensión… Salvo que alguien se le haya adelantado.

Eso es lo que están sufriendo compañías del renombre de la multinacional coreana Hyundai: su cuenta “usurpada” se llenó de tal cantidad de mensajes soeces que ha emprendido acciones legales contra Twitter, a la que acusa de no tomar las medidas oportunas para garantizar la protección de su marca.

El de Hyundai no es un caso aislado. Un repaso de Advertising Age a las 100 empresas que más invierten en publicidad en los EEUU arroja un resultado sorprendente: muchas no pueden utilizar Twitter como canal de comunicación, ya que las cuentas con sus marcas están bloqueadas debido a la intromisión de okupas.

Así sucede, por ejemplo, con marcas del prestigio de Burger King, Walt Disney, General Electric, Kelloggs, General Motors, Volkswagen, Nike, Bank of America, KFC, Macy’s, Walmart o Comcast, entre otras.

Otras, como Dell o American Express, sí se han dado prisa en registrar la cuenta, pero no la utilizan. En cambio, marcas como Coca Cola, Verizon, Best Buy o Chrysler sí utilizan el canal, con más o menos seguidores en cada caso.

Tal vez el éxito ha pillado desprevinada a Twitter, que actualmente cuenta con más de 20 millones de usuarios activos al mes. Según su director comercial, Anamitra Banerji, “entendemos la frustración de las marcas cuando se trata de verificar una cuenta. Estamos trabajando en formas de mejorar el proceso. Dada la cantidad de peticiones que recibimos, a veces se alargan los procesos de confirmación”.

Twitter podría estar preparando un servicio llamado “Twitter Pro”, entre otras cosas dirigido a garantizar la “posesión legal” de las cuentas, además de generar una fuente adicional de ingresos. Un fenómeno, por cierto, el de la ciberokupación, prohibido expresamente en sus condiciones de uso.

Mientras tanto, ya lo sabe: dese prisa para registrar su cuenta en Twitter… o prepárese para una dura negociación.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios