BAQUIA

Los otros escollos en la fusión de HP y Compaq

En el camino a la fusión de HP y Compaq no paran de salir obstáculos. Además de verse obligados a superar las reticencias de las familias fundadoras, algo que se está poniendo cada vez más difícil, también necesitan el visto bueno de la Federal Trade Commission estadounidense y de la Comisión Europea. Cada una de estas dos instituciones debe investigar si su unión daría lugar a precios más elevados y menos capacidad de elección para los consumidores, y hasta que no es haya dilucidado este punto, HP y Compaq no pueden dar un paso más.

Ya hay antecedentes de grandes fusiones que tuvieron que volver sobre sus pasos tras recibir las negativas de la FTC y de la Comisión Europea, que consideraron que con esa unión nacerían unos gigantes que incurrirían en prácticas monopolísticas que perjudicarían a la competencia. General Electric y Honeywell, y MCI/WorldCom y Sprint son dos buenos ejemplos.

Directivos de ambas empresas han manifestado su confianza en conseguir ambos permisos. Según Carly Fiorina, aunque su unión daría lugar una empresa que controlaría la mayor cuota en el mercado de computadoras personales y servidores, estos son mercados que tienen millones de clientes, con escasas barreras para entrar y con una gran competitividad de precios, toda una serie de elementos con los que no contaban Ge y HoneyWell cuando plantearon su fusión.

Haciendo caso a los plazos habituales, HP y Compaq no conseguirían el permiso de la FTC hasta finales de enero, por eso la votación de los accionistas está prevista entre finales de febrero y junio.

No obstante, algunos expertos como el profesor de Stanford Tom Campbell, creen que se conseguirá la aprobación de los Estados Unidos, pero que va a ser mucho más difícil contar con la aquiescencia de la Unión Europea, mucho más estricta.

  • En SiliconValley.com


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios