BAQUIA

Los pagos a través de móvil, en caída libre

Los pagos a través de teléfono móvil son como una burbuja: se hinchan, se hinchan y, cuando menos se lo espera uno, explotan. Hace dos años un buen número de usuarios de móviles respondía con un rotundo “sí” a la pregunta de si estaban dispuestos a utilizar su terminal como tarjeta de crédito. Esa aceptación ha ido cayendo paulatinamente en el tiempo hasta obtener una respuesta positiva por parte del 1% de los encuestados por la consultora A.T. Kearney en Estados Unidos, Europa y Asia.

Hace apenas un año el porcentaje de usuarios dispuestos a realizar pagos a través de su teléfono rondaba el 12%, mientras que en junio de 2000 se alcanzaba el 32% de los entrevistados. Este declive no se deja notar en todos los sistemas de pago por igual. Así, el 44% aceptaría que se le cargara la cuantía de una compra siempre y cuando la cifra que se maneje no sea excesivamente elevada. Es lo que se ha dado en llamar m-cash, que además se caracteriza porque el pago se incluye en la factura telefónica.

Las reticencias de los usuarios puede suponer un fuerte revés para las operadoras telefónicas y compañías de servicios para móviles. La (supuesta) llegada del UMTS o tecnología de Tercera Generación, hará posible que los abonados pueden realizar cualquier tipo de pago con tan sólo echar mano de su terminal. No obstante, muchos analistas ya han matizado que, en un principio, la gente sólo accederá a pagar artículos como una lata de refresco o las entradas para ver una película. Todo es empezar.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios