BAQUIA

Los políticos españoles descubren la Web 2.0

Que la relación de la mayoría de los políticos españoles con Internet deja bastante que desear, no es ninguna novedad. Ya en la última cita electoral, las elecciones municipales y autonómicas del pasado mes de mayo, dábamos cuenta de la pobre imagen que la mayoría de los partidos transmitía a través de la Web. Ahora se avecina una cita aún más importante, y habrá que estar al tanto de la relación de los partidos e Internet
Por el momento, parece que este año los asesores tecnológicos (demos por supuesto que tal figura existe) de los principales partidos han hablado a sus dirigentes de la Web 2.0.

Seguramente, mirándose en el espejo de los políticos norteamericanos, que hace tiempo que han comenzado a prestar mucha atención a las redes sociales, los blogs o las comunidades online, conscientes de la velocidad y alcance con que pueden hacer llegar sus mensajes a través de estas vías.

Sin embargo, como no, aquí los resultados dejan mucho que desear.

La página personal en MySpace de Mariano Rajoy no parece muy… popular. Pese a que el líder del PP afirma en su descripción personal “me siento orgulloso e ilusionado por tener el apoyo y representar a más de 10 millones de españoles”, en su lista de contactos sólo aparece Tom Anderson, el mismo que comparten más de 212 millones de usuarios, ya que aparece por defecto como “amigo” al crear una cuenta en MySpace. Se ve que el sr. Rajoy tiene la cuenta un tanto descuidada, pues no ha ingresado en ella desde el 16 de julio.

Un tanto más animada es su página en Facebook. Allí, al menos, tiene casi 2.000 amigos, y podemos enterarnos de algo más de sus gustos personales: “Soy del Depor; me gustan los deportes (ciclismo, fútbol, tenis, baloncesto, etc.) y me encanta jugar al tute subastao”. De mensaje político, eso sí, nade de nada. Claro que eso no quita para que le salgan opositores: el grupo Rajoy no nos jodas y no hagas campaña aki! cuenta con casi 500 miembros.

El presidente Zapatero no tiene página en MySpace, pero pero sí en Facebook. Su página es más austera que la de su gran rival político: en la información laboral únicamente menciona al PSOE (a diferencia de Rajoy, que detalla toda su trayectoria política), y en su perfil personal afirma que busca “amistad”. ¿Le darán la suficiente sus 307 amigos? Los muy fans pueden incluso verle en acción en su página de Flickr.

También ha optado por MySpace Gaspar Llamazares. El líder de IU tiene 806 amigos, y para los que no creen que realmente él mantenga la página personalmente, afirma repetidamente que es así. Aquí al menos hay una cierta interactividad con los usuarios, a los que se anima a enviar propuestas.

Pero si de interactividad con los usuarios (o electores) hablamos, el mejor ejemplo es la web La mirada positiva, que el PSOE ha lanzado para comunicarse con sus seguidores. Allí, además de obtener información sobre el devenir de la campaña, es posible enviar ideas, convertirse en cibervoluntario o debatir propuestas electorales.

En la web del Partido Popular, por el contrario, la interacción brilla por su ausencia. En el apartado denominado Comunidad Popular encontramos el siguiente mensaje: “Comunidad Popular es un espacio abierto a los afiliados al Partido Popular y pretende ofrecerles un canal de comunicación directo con el mismo. En una primera fase, este canal estará abierto con el fin de facilitar su acceso y normalizar su uso. Posteriormente, será una entrada restringida para la que será necesaria un sencillo trámite. Iremos incorporando servicios de valor añadido para los afiliados.” A esperar de brazos cruzados. Y ya puestos, no estaría de más que también le dieran un buen remozado a su horripilante web.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios