BAQUIA

Los problemas crecen en Nokia: dimite el jefe de smartphones

Anssi Vanjoki, considerado por muchos como la gran esperanza de la compañía finlandesa, ha presentado su dimisión un día antes de la gran presentación de la empresa, donde se presentarán los nuevos modelos de smartphone que aspiran a salvar el futuro de Nokia.

Vanjoki llevaba apenas unos meses al mando de la división de teléfonos inteligentes, un mercado dominado por el iPhone, las BlackBerry y una gran variedad de teléfonos Android, y en el que Nokia ha ido quedándose atrás, al no apostar a tiempo por tendencias cruciales como las pantallas táctiles.

El resultado es que Nokia, el mayor fabricante de teléfonos móviles del mundo, ha ido quedándose atrás en el sector más innovador de la telefonía móvil. La empresa ha intentado recuperarse con cambios internos, como cambiar de consejero delegado, y de productos, que se encarnan en los terminales que presenta en el Nokia World 2010 de esta semana.

El nombramiento de Vanjoki como jefe de la división era otra de estas estrategias de recuperación, y su marcha deja a la empresa en una posición difícil. Aunque no ha aclarado las causas de su marcha, llama la atención que la comunique apenas tres días después de saber quién sería su nuevo jefe, lo que podría deberse a que aspiraba al puesto o a diferencias profesionales con Stephen Elop, el nuevo consejero delegado.

Su dimisión, que no se hará efectiva hasta dentro de seis meses (la compañía le obligaba a anunciar su salida con medio año de antelación), obliga a Nokia a buscar otro jefe para el departamento y plantea la posibilidad de que otros directivos abandonen la empresa ante el cambio de consejero delegado.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios