BAQUIA

Los problemas de conectividad y la mala atención irritan a los primeros usuarios de Nexus One

Ser un early adopter a veces conlleva ciertos inconvenientes. Y el caso del Nexus One, el flamante teléfono de Google presentado apenas hace una semana, parece que no es una excepción.

Los primeros compradores del teléfono en los Estados Unidos, que han pagado 529 dólares (365 euros) por el esperado smartphone, están teniendo problemas a la hora de acceder a las redes 3G. En teoría, si se compra en modalidad sin contrato, el teléfono debería conectarse sin problemas a cualquier red disponible.

Al parecer, el teléfono accede a Internet a velocidad más lenta que otros modelos, y tiene problemas de recepción con la red del operador T-Mobile, con el que se puede contratar el servicio si no se compra en modalidad libre, saltando de la red 3G a la Edge.

En los foros de soporte habilitados también se han recogido numerosas quejas relacionadas con fallos a la hora de sincronizar los contactos o las tareas con cuentas ya existentes dentro de Google.

Pero lo que más irrita a los primeros compradores no son estos problemas, hasta cierto punto comprensibles cuando se estrena un sistema operativo como es Android 2.1, sino la atención (o la falta de ella) que están recibiendo de Google.

Muchos usuarios se están quejando de no saber a quién dirigirse para remediar estos problemas: si a HTC (fabricante del aparato), a Google (responsable del firmware) o a T-Mobile (el operador contratado).

Los que han dirigido a Google sus reclamaciones se han encontrado con que el servicio de atención al cliente deja mucho que desear. La única forma de contactar con Google es a través de una dirección de correo electrónico, y las respuestas están tardando entre dos y tres días en llegar a los clientes.

Parece que el problema estaría relacionado con el sistema operativo, ya que se ha comprobado que otros aparatos que se conectan a la red de T-Mobile a la vez que el Nexus One no sufren la misma contrariedad. En cualquier caso, ambas compañías han pedido a los usuarios que detallen los problemas para analizarlos.

Tal vez en Google no están acostumbrados a que sus usuarios tengan quejas de sus productos, o bien no han tenido tiempo de montar un call centre en condiciones…


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios