BAQUIA

Los programas P2P, en la cresta de la ola

Las acciones emprendidas por la RIAA distan mucho de obtener éxito. Su particular batalla contra los programas que permiten descargarse canciones de Internet de forma gratuita se están dando de bruces contra los usos y costumbres de los internautas, quienes continúan utilizando los programas P2P (peer to peer) sin la menor preocupación, según se desprende de un estudio realizado por la compañía Websense. Durante el último año, el número de ficheros compartidos aumentó un 535% respecto al año anterior, contabilizando 38.000 páginas web que permiten bajarse temas de la Red sin soltar un euro.

El apogeo de esta forma de pasarse canciones a destajo puede corroborarse en el nodo de descargas de programas \”Download.com\”, de CNET, donde el 30% de las aplicaciones más solicitadas corresponden a programas de P2P tipo Kazaa o Morpehus.

El informe pone de relieve que la mayor parte de los usuarios baja canciones desde su trabajo debido a que, generalmente, disfruta de una conexión de alta velocidad. Esta tendencia es bien conocida por la RIAA, lo que le ha hecho tomar cartas en el asunto de una forma radical. Hace un mes consiguió que la compañía Integrated Information Systems (IIS) tuviera que pagar un millón de dólares por permitir que sus empleados intercambiaran ficheros musicales. La empresa afectada prefirió tirar de cartera antes de que se le interpusiera una demanda por infringir los derechos de autor con los temas que sus trabajadores se pasaban a tutiplén.

Un reciente estudio de eMarketer.com también remarcaba esta propensión a utilizar el disco duro del trabajo en una pequeñas discoteca personal. En pleno apogeo de Napster, la firma estadounidense pudo comprobar cómo el 20% de las más de 15.000 computadoras estudiadas contaban con dicho programa instalado. Tras la muerte del programa creado por el joven Shawn Fanning el problema ha cobrado mayor relevancia, ya que el uso de sus clones creció en octubre pasado un 492%, sostenía un informe de Jupiter Media Metrix. Sólo hace falta realizar unas pocas cuentas para entender la situación.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios