BAQUIA

Los reproductores de música digital, a todo ritmo

Tanto se habla y escribe sobre los programas de intercambio de archivos musicales que, muchas veces, se olvida que para escuchar las canciones es imprescindible un reproductor. La compresión de ficheros a formato MP3 ha obligado a la mayor parte de las empresas de aplicaciones y productos de gadgets de música a ponerse las pilas. Y es que, al parecer, se trata de un negocio aún en pañales pero con todas las papeletas en su haber para mover una gran cantidad de dinero los próximos años. La primera piedra ya está puesta: en 2000 se vendieron 2,4 millones de unidades de reproductores digitales portátiles, una cifra que alcanzará los nueve millones en 2005, según estima un estudio elaborado por la firma Cahners In-Stat. Los productos que gozarán de mayor éxito serán también los receptores digitales de audio, tocadiscos digitales, estéreos para el coche, teléfonos móviles y PDAs.

Conscientes del mundo en el que les ha tocado vivir, Compaq y Apple presentaron hace unas semanas sus nuevos dispositivos musicales. La empresa de Steve Jobs lanzó iPod, mientras que Compaq hizo lo propio con su Mini-CD Player PM-1 y su Personal CD Player PCD-1, pertenecientes a la familia de gadgets iPaq. En la actualidad, el líder del sector es SONICblue, mientras que Creative Labs ocupa el segundo puesto y D-Link se hace con el tercero.