BAQUIA

Los riesgos de ver la tele en 3D

Los primeros televisores 3D ya están llegando a las tiendas, a tiempo para que este verano los tecno-futboleros puedan seguir 25 partidos del Mundial de Sudáfrica con el máximo detalle, gracias al acuerdo firmado entre Sony y la FIFA.

Pero cuidado, porque ver la televisión en tres dimensiones puede ser contraproducente para algunos. Y no, no nos referimos a los que se horrorizan por el efecto estético de las gafas bicolor…

Uno de los fabricantes que ya están vendiendo sus televisores 3D en los EEUU, Samsung, advierte en un comunicado de los peligros para la salud de esta tecnología. Son especialmente sensibles los niños, a los que hay que vigilar cuando activen la función 3D.

También tienen que ser prudentes las embarazadas, los ancianos, los que tienen problemas para conciliar el sueño, los que sufren ataques epilépticos y los que se hayan pasado con la ingesta de alcohol.

Además, Samsung advierte de los efectos secundarios que puede provocar la tele en 3D en cualquier persona, no sólo en los grupos de riesgo anteriores: “Ver la televisión 3D puede producir mareos, náuseas, desorientación, cansancio ocular y desequilibrios en la postura”.

Por eso, no es recomendable colocar el televisor 3D cerca de escaleras, cables, balcones u objetos que pueden caerse o romperse si se golpean, no sea que con el posible mareo provoquemos un irreparable accidente doméstico.

También añade que es recomendable descansar con frecuencia para disminuir los efectos secundarios: “Si sus ojos muestran signos de fatiga o sequedad o si nota alguno de los síntomas anteriores, deje inmediatamente de utilizar el aparato y no vuelva a utilizarlo al menos hasta 30 minutos después de que hayan desaparecido las molestias”.

Vamos, que ni se le ocurra jugar a la Wii en un televisor 3D, a no ser que quiera salir volando por la ventana.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios