BAQUIA

Los trabajadores dedican más de 16 días al año a navegar durante el horario laboral

Cada empleado dedica una media de 34,6 minutos diarios a conectarse a Internet, lo que supone más de 16,51 jornadas al año destinadas exclusivamente a navegar -un 7,21% de las jornadas anuales-, según un estudio de Inology.

El coste para la empresa, únicamente en sueldos, se ha evaluado partiendo del salario intermedio (grupo 4) recogido en el Convenio Colectivo del Comercio del Metal en Barcelona. Así, de 15.380,34 euros anuales, el trabajador recibe 1.108,67 por navegar.

De los 34,6 minutos diarios de conexión a Internet, sólo un 47,25% se corresponde con navegación corporativa (16,35 minutos), porque el otro 52,75% (18,25 minutos) es navegación de ocio. Las compañías pagan a cada trabajador 584,77 euros anuales por un tiempo que se dedica a la satisfacción de intereses personales.

Inology ha clasificado la navegación de ocio en diferentes categorías para valorar qué temas gustan más a los trabajadores y la repercusión de esto en la empresa. Entre ellos destacan el acceso a páginas de entretenimiento general y la consulta del correo personal.

Esta firma considera que la conexión a Internet es actualmente uno de los principales recursos de las empresas, desde el punto de vista tecnológico y comercial. Sin embargo, es significativo que los responsables de las mismas no establezcan demasiado frecuentemente los elementos de control, regulación y distribución necesarios para optimizar el uso que se realiza de este servicio.

Según el INE, un 97,40% de empresas usa ordenadores, y el 89,95% tiene conexión a la Red. Si a ello se añade que, según AETIC, el 45,7% de empleados tiene acceso a Internet, en España existen casi 9 millones de trabajadores que disponen de este servicio en su oficina.

El uso incorrecto y no corporativo de estos recursos, sin considerar valoraciones económicas, afecta directamente a factores críticos de la gestión empresarial, como el reparto del ancho de banda disponible entre los usuarios de una misma compañía.

Para Manel Cruz, director de Comunicación de Inology, “esta información debería hacer reflexionar al empresario, analizando de forma individualizada la situación de su entidad y evaluando las posibles repercusiones que pueden derivarse de una mala gestión de la conexión a Internet: el coste económico directo, las atribuciones laborales no realizadas o el desaprovechamiento de los recursos corporativos”.

De la misma forma, no hay que olvidar otros factores inherentes a una navegación no controlada por parte de los trabajadores y que pueden suponer un grave perjuicio para la organización, como la vulneración de derechos personales o de la propiedad intelectual.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios